Compartir
  • El concejal de Obras, Demetrio Gómez mantiene un encuentro con las directivas de las asociaciones de la Parda y de la Eiriña, para dar cuenta de la propuesta municipal y recoger sus sugerencias.

Pontevedra, 19 de noviembre de 2018.-El concejal de Obras, Demetrio Gómez mantiene esta tarde, a las 17:30 horas en el Centro Este, una reunión informativa con las directivas de las asociaciones de vecinos de la Parda y de la Eiriña para presentarles el proyecto de reforma de la calle Loureiro Crespo. En el encuentro, además de presentarles el proyecto municipal, el concejal también recogerá las sugerencias que le puedan hacer los vecinos.

Este proyecto que asumirá el Concello en el próximo año 2019 y que ya está incluido en los borradores del Presupuesto 2019 supone la reforma integral de la calle Loureiro Crespo, desde la rotonda de la avenida de Lugo hasta lo entronque con la actual plaza del Hospital. Una actuación de 625 metros lineales que tendrá un coste de 1.937.257,55 euros. El proyecto, sigue las premisas del modelo Pontevedra: preferencia peatonal, calidad urbana, seguridad viaria, convivencia en el espacio público y ciudad multifuncional.

El proyecto de reforma divide la calle en tres zonas:

  • Desde la rotonda de la plaza de la Zanfona hasta Casimiro Gómez, donde se propone un alargamiento de las aceras (de baldosa y granito) y un estrechamiento del carril. El estacionamiento, también en hormigón, se colocará a la derecha, y los alcorques serán de granito para plantar prunos, dando continuidad a la avenida de Lugo, ya reformada.

Se renueva la iluminación, el mobiliario y todos los servicios. Como novedad, en todas las calles transversales a la Loureiro Crespo, se dará continuidad a la acera (no se levantará el asfalto) dando una respuesta real a la preferencia peatonal.

A La altura de la rotonda de Doce de noviembre se instalará una columna de iluminación y se plantarán dos liquidámbar de gran porte para iniciar la transición cara un nuevo espacio, que será el segundo ámbito del proyecto.

  • De Casimiro Gómez a Antón Fraguas. En este trecho se hará un carril de asfalto diferenciado que se dirige cara Antón Fraguas. La acera de la izquierda será de baldosa y borde de granito. Y la acera de la derecha, loseta “vulcano”, la misma que la de la plaza del Hospital. Se instalará a la izquierda el estacionamiento de taxis, y a la derecha el de servicios. También se incluye la renovación de toda la iluminación, del mobiliario y de los servicios, y la vegetación continúa con los prunos que se plantarán en toda la calle.

En los extremos de este sector, Casimiro Gómez y Antón Fraguas, se crearán dos grandes matos de arbolado en piezas de hormigón (con 3 y 2 bétulas, respectivamente) para marcar la transición a la tercera parte del proyecto.

  • De Antón Fraguas a la plaza del Hospital. Consistirá en el alargamiento de la plaza del Hospital, con la instalación de dos bandas laterales de loseta “vulcano” y una parte central de hormigón negro en plataforma única, ya que es necesario respetar la entrada al Hospital provincial. Se plantará arbolado al igual que en el resto de la plaza del hospital (Quercus) y también se instalará más mobiliario urbano.

Están por definir las mejoras de la obra, que rondarán los 200.000 euros (algo más del 10% del valor del proyecto) que se invertirán en el barrio del Castañal, la siguiente pieza a tratar en el modelo de ciudad.