Compartir
  • Esta mañana se precipitó parte de una estructura volante del número 1.
  • También se apuntalará un arco del edificio de la Herrería que hace esquina con San Román.

Pontevedra, 8 de enero de 2019.-El Concello cerró esta mañana al tráfico rodado y peatonal a calle San Román después de que se había producido la caída del suelo de ladrillo de un balcón del edificio número 1 de la calle, y ante el temor de que se había podido producir nuevos derribes. Además de desplazarse los servicios de emergencia, también se trasladó el servicio de Arquitectura municipal que acordó apear todo este cuerpo volado.

Es el edificio número 1 de la calle. Está habitado en la parte baja que ocupa un establecimiento comercial y en el último piso. El piso en el que se encontraba el balcón está deshabitado en este momento.

El servicio de Arquitectura contactó -siguiendo el procedimiento de emergencia- con la empresa ACEVI que será la encargada de apear toda la estructura. Los trabajos comenzarán esta misma tarde, apuntalando el balcón de garantizando la entrada al edificio de las personas que residen en él.

Seguidamente continuará con la retirada del balcón.

Al mismo tiempo, también se actuará en el primer arco de la plaza de la Herrería -el más inmediato al número 10, donde se encuentra el establecimiento comercial Clarita- pero que da al imafronte de la calle San Román. En la visita los técnicos municipales detectaron una grieta importante y, ante el temor que las bajas temperaturas puedan causar daños mayores en el espacio público, se acordó su apuntalamiento. En este momento no está autorizado pasar por debajo de este arco.

El Concello espera que las obras de retirada y apuntalamiento puedan hacerse lo antes posible y poder volver a abrir la calle con normalidad en la jornada de mañana o pasado mañana. Mientras, lamenta los perjuicios que pueda causar tanto a vecinos como a comerciantes. Los clientes y vecinos deberán acercarse a la calle San Román por la plaza de la Verdura.