Compartir
  • Las obras se desarrollarán en dos fases y comenzarán el próximo lunes, cortando al tráfico el tramo entre Sagasta y Blanco Puerto.
  • Obligación a cambiar de sentido las calles Javier Puig, José Millán, parte de Sagasta, y cerrar Lepanto al tráfico.
  • Solo podrán acceder la zona de obras los peatones y los vehículos de residentes, servicios o emergencias.

Pontevedra, 11 de enero de 2019.-El Concello de Pontevedra iniciará el lunes, 14 de enero, los trabajos de reforma de la calle Benito Corbal (entre Sagasta y Cobián Areal) que tendrá importantes afecciones al tráfico tanto peatonal como rodado. El plan de obra, que se desarrollará en dos fases, ya está repartido entre los comerciantes y en la caja de correo del vecindario para evitar las molestias que sean posibles desde el lunes y durante los 4 meses que durará la obra. La recomendación del Concello es evitar la zona en todos los casos que sea posible.

La reforma para priorizar el tráfico peatonal sobre el rodado, la ejecuta la empresa Y. C. Casas con un presupuesto de 147.587,89 euros y 4 meses de duración.

La ejecución de la obra está planificada en dos fases. La primera entre Sagasta (calle Vasco da Ponte) y Blanco Porto; y la segunda entre Blanco Porto y Cobián Areal. En ambos casos está previsto el cierre de la calle para poder acelerar los trabajos. De acompañar el tiempo, incluso se podría hacer por debajo del plazo de adjudicación.

En la primera fase está prohibido transitar por el tramo en obras, excepto accesos a garajes, servicios o emergencias. Esta reforma obligará a cambios en distintos puntos de las calles de la ciudad en este ámbito. Cambian de sentido las calles Javier Puig, José Millán y Sagasta (entre Cruz Gallástegui y Benito Corbal). La calle Lepanto quedará cerrada al tráfico, excepto para servicios y residentes.

La calle Javier Puig cambia de sentido, y durante la obra será de subida cara Blanco Porto; José Millán de salida cara San Antoniño para dar salida a Cobián Areal; y Sagasta cambia de dirección en el último tramo para garantizar la entrada al estacionamiento de Barcelos recogiendo el tráfico a través de Cruz Gallástegui, y dejándolo en la plaza por Vasco da Ponte.

Consecuentemente, se prohíbe el estacionamiento en toda la zona afectada por las obras, y la calle Lepanto, cambiará de régimen de estacionamiento de uso a servicios, para facilitar las actividades de residentes y comerciantes.

En la segunda fase se obrará en el tramo entre Blanco Porto y Cobián Areal. En este punto la calle Lepanto ya se podrá abrir al tráfico normal, y volverán a cambiar de dirección las calles que en la primera fase cambiaron de sentido.

Siguiendo la recomendación de la Policía Local, el Concello no simultaneará la reforma de Benito Corbal con la de Lepanto.

El proyecto

La reforma de Benito Corbal pretende ahondar en el modelo Pontevedra, especialmente en esta zona, de gran importancia comercial. Quiere mejorar la calidad de vida y la movilidad tanto peatonal como de vehículos privados. Es un ámbito con un tráfico peatonal muy intenso, por lo que es preciso ampliar los espacios para peatones. De este modo, se reducirá el espacio para el vehículo privado, que quedará confinado a un carril en toda la vía, y el resto se ganará para los peatones.

La actual sección es de aceras de 3 metros de ancho, más 2,10 de plazas de estacionamiento y un carril de circulación de 3,50 metros. En el nuevo proyecto, las aceras pasarán a cuatro metros de ancho y la calzada se bajará a 3,20 metros. El estacionamiento quedará en el margen derecho (en el sentido de la circulación) que será de servicios y carga y descarga.

La seguridad viaria viene por la reducción del ancho del carril y la instalación de pasos de cebra elevados. En concreto, en el cruce de las calles Blanco Porto y Benito Corbal será un paso elevado en su totalidad.

No está previsto demoler las aceras, solo se ampliarán. Aunque el proyecto contempla el asfaltado de toda la calle. Para garantizar el paso de las cabalgatas y desfiles, se cortarán las acacias del margen izquierdo de la calle.