miércoles, 23 septiembre 2020 9:04

Feijóo espera adaptar la ley gallega de salud a la pandemia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho este viernes que espera que “en este mismo período de sesiones”, que se inicia en septiembre, se pueda remitir al Parlamento y aprobar la modificación de la ley gallega de salud para “adaptarla” a un contexto de pandemia como la de la COVID-19.

Así ha respondido Feijóo en la rueda de prensa posterior a la conferencia de presidentes junto a sus homólogos en el resto de comunidades y Pedro Sánchez, al ser preguntado sobre las previsiones que maneja para una modificación en la normativa autonómica que, tal y como avanzó esta semana durante el debate de investidura, permitirá dar “la seguridad jurídica imprescindible” a aquellas medidas para contener la pandemia que “limitan derechos fundamentales”, como el de reunión.

En este contexto, ha confirmado a Sánchez durante el encuentro que la asesoría jurídica de la Xunta “ya tiene elaboradas” sus propuestas, como también adelantó en su discurso de investidura, para una eventual modificación de la Ley Orgánica de Salud Pública de 1986 y de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1998.

Este texto, que será revisado en el Consello, según ha explicado Feijóo, parte de que España no cuenta con una legislación sanitaria “para poder tratar el mayor problema” al que se enfrenta, por lo que la propuesta que desliza la Administración gallega busca establecer las “exigencias que serían necesarias para las autoridades de salud pública” a la hora de adoptar medidas que afecten a los derechos de los ciudadanos “sin necesidad de autorización judicial”.

SÁNCHEZ SE COMPROMETE A “ESCUCHAR”

Por su parte, tal y como ha relatado el presidente gallego, Sánchez se ha comprometido a “escuchar, valorar y estudiar” las propuestas, aunque ha incidido en que el estado de alarma ya da cobertura a la incidencia de la pandemia, por lo que considera que “no es necesario modificar” la Ley Orgánica de Salud Pública, al tiempo que ha vuelto a plantear la aprobación de “hasta 17 estados de alarma a propuesta de cada presidente autonómico”. “No compartimos esa filosofía, es un error”, ha lamentado Feijóo al respecto.

Lo que “sí aceptó” Sánchez, según el presidente de la Xunta, es que en el ámbito de la jurisdicción contencioso-administrativa “lo lógico era concentrar las competencias más en las salas de lo Contencioso del Tribunal Superior –en el caso gallego, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG)– y no acudir a cada juzgado de lo Contencioso-Administrativo” de España.

PROPUESTA DEL PP EN EL CONGRESO

Además, Feijóo ha recordado que próximamente se debatirá en el Congreso, a propuesta del PP, una reforma de la Ley Orgánica de Salud Pública en la que será “muy determinante la postura de los grupos que apoyen al Gobierno”. “Si no acepta esa modificación, supongo que las posibilidades de que siga prosperando la propuesta de Galicia y de otras comunidades quedarán disminuidas”, ha apuntado.

“Pero nosotros vamos a cumplir nuestro deber y remitiremos las propuestas y reflexiones para una nueva legislación de carácter orgánico que nos posibilite gestionar la pandemia con más eficacia y con seguridad jurídica”, ha prometido a continuación.

ESTUDIOS DE SEROPREVALENCIA Y VACUNA

También en el ámbito sanitario, Feijóo ha confirmado que el Gobierno, a través de los servicios de salud autonómicos, prevé “seguir haciendo” hasta tres estudios de seroprevalencia del coronavirus en España. El primero de ellos, ha desvelado, sería “ya en otoño”, mientras que los dos restantes podrían recaer “a principios de 2021” y entre “primavera y principios de verano” del próximo año.

Asimismo, en la conferencia de presidentes, Feijóo se ha mostrado “absolutamente a favor de hacer un grupo de trabajo sobre la vacuna” contra el coronavirus, aunque se ha incidido en que no estará lista hasta 2021, para determinar “qué población de riesgo debe ser la primera” en recibirla, con “qué metodologías” y con “qué criterios clínicos”.

No en vano, ha apuntado que todas las comunidades han coincidido en la necesidad de que el Gobierno central “informe con rigor” sobre los datos de contagiados, de fallecidos, de hospitalizaciones” para tener conocimiento “correcto” y “exacto” del escenario de pandemia.

GALICIA, EN UNA SITUACIÓN “MENOS GRAVE”

En cualquier caso, Feijóo ha insistido en que la Comunidad gallega se encuentra actualmente, con 4.086 casos activos de la enfermedad –256 nuevos positivos en las últimas 24 horas– y 655 fallecidos desde marzo, en una situación epidemiológica “menos grave que la media” de España.

Para afirmar esto, ha echado mano de datos y ha valorado que mientras en Galicia los nuevos positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días son 58,5; en todo el Estado esta cifra se sitúa en 98,6.

Además, ha subrayado que el Sergas hace ahora “más pruebas diagnósticas que nunca”, a razón de unas 4.000 PCR diarias, por lo que la capacidad de detección de contagios “supera en tres o cuatro veces las del inicio de la pandemia”.

Así, aunque ha asegurado que el panorama actual “no tiene mucho que ver con la ola de la pandemia”, sí ha hecho la advertencia de que “sigue siendo una situación preocupante” que requiere “seguir actuando con rigor, ni exagerando ni ocultando datos”.