Quantcast

Extremadura reduce aforos y limita reuniones en Cáceres

La Junta de Extremadura ha aprobado una serie de medidas excepcionales para la ciudad de Cáceres que consisten en la limitación de aforos en establecimientos y eventos, y limitación de las reuniones a un máximo de diez personas, que entrarán en vigor a partir de la medianoche del domingo por un periodo de catorce días, en principio.

El objetivo es frenar la expansión de los contagios en la capital cacereña que ha registrado una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 288 casos por cada 100.000 habitantes, por lo tanto está por encima de la media regional y de España, si bien en los últimos 7 días son 123 casos por cien mil habitantes, lo que supone menos de un 50% de la incidencia acumulada de los 14 días, por lo que la tendencia “es positiva”.

Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicio Sociales, José María Vergeles, en una comparecencia en la que ha estado acompañado por el alcalde de la ciudad, Luis Salaya, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno en la que se han decidido estas medidas, tras analizar los parámetros de la epidemia en la ciudad.

Unas medidas que entrarán en vigor tras ser publicadas en el Diario Oficial de Extremadura, si bien deben ser ratificadas posteriormente el lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

En estos momentos, tal y como ha detallado Vergeles, la zona Centro de la ciudad es la que más preocupa de las siete zonas de salud, ya que acumula en los últimos 14 días un total de 441 casos por cien mil habitantes. También en la zona de La Mejostilla los casos han llegado a 319 por cien mil habitantes a los 14 días y no disminuye al 50% su incidencia a los siete días. En cinco zonas la incidencia está por encima de lsos 300 casos por cien mil habitantes.

Además, desde el 14 de septiembre la tasa de positividad en el total de la ciudad supera el 12%, es decir, 12 de cada 100 pruebas PCR que se han realizado han dado positivo, y en esta última semana esa cifra ha crecido hasta un 14,20%. En la zona Centro la positividad ha llegado esta semana al 25%, lo que supera cinco veces lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ante estos datos se han adoptado algunas medidas con el objetivo de que Cáceres no tenga que pasar a una fase de desescalada y garantizar la vida cultural. El consejero ha insistido en que se toman con carácter “eminentemente preventivo” para que la ciudad se encuentre con unas cifras acordes para que los ciudadanos que visitan Cáceres y los cacereños “puedan seguir viviendo en la nueva normalidad”.

Vergeles ha incidido en que “no” se pasa a una fase anterior en el proceso de desescalada, ni se restringe la movilidad de las personas, por lo que “no se confina la ciudad”.

“No obstante, tras hacer un seguimiento de estos 14 días, el análisis epidemiológico todavía tenía indicadores ante los cuales hay que adoptar medidas de carácter extraordinario para que la ciudad vuelva a parámetros epidemiodológicos más adecuados”, ha dicho el consejero, que ha calificado las medidas como “preventivas” y adaptadas a la ciudad que tiene un carácter cultural muy importante.

MEDIDAS ADOPTADAS

Por todo ello, entre otras medidas se limitan las reuniones a un máximo de 10 personas, los velatorios a un máximo de 25 máximo cuando se celebran al aire libre y de 15 en espacios cerrados, y se reduce a la mitad el aforo en las terrazas de los bares sobre el espacio total que ocupan en la actualidad tras las ampliaciones.

En los lugares de culto se reduce el aforo al 50%, las celebraciones tales como bodas, bautizos y comuniones se harán al 50% cuando se celebren en locales cerrados, y nunca se permitirá que haya más de 200 personas en bodas y 30 en bautizos y comuniones en los establecimientos de hostelería adecuados.

En los locales comerciales el aforo se reduce al 50%, mientras que las zonas comunes de los centros comerciales no podrán superar el 30%.Se prohíbe el consumo en barra en locales de hostelería y restauración, mientras que los aforos se reducen al 50% para el consumo en las mesas del interior y al 50% en el exterior teniendo en cuenta la superficie total de las terrazas tras las ampliaciones que se hayan concedido.

En bibliotecas, archivos, museos y salas de exposiciones se reducen los aforos al 50%, al igual que las instalaciones deportivas, mientras que la celebración de congresos y las reuniones de negocio se limitan también al 50% del aforo del local donde se celebran, y el turismo activo se recomienda con grupos de 20 personas.

Respecto a las autoescuelas y academias también se reduce a la mitad el aforo y en los eventos multitudinarios el número máximo será de 400 personas, a partir del cual habrá que solicitar permiso a Salud Pública para su realización.

“Son unas medidas de carácter preventivo y en ningún caso un retraso en la fase de desescalada y no suponen ni el confinamiento de la ciudad ni la limitación de la movilidad de las personas”, ha dicho el consejero, que insiste en que el objetivo es llegar a cifras cercanas a las que establecen los organismos científicos nacionales e internacionales.

Vergeles ha insistido en que el 80% de los brotes que han surgido en Extremadura se deben a reuniones familiares y al ocio descontrolado y de ahí que las medidas adoptadas en Cáceres vayan en la línea de limitar estos aforos para evitar las transmisiones comunitarias del virus.

Por eso no se reduce el horario de apertura de los bares, ya que eso supondría aumentar la posibilidad de que se dispare el ocio no controlado, ha señalado el consejero. “Luchar contra esta pandemia es un juego de equilibrios”, ha resuelto.

CIERRE A LAS VISITAS DE LAS RESIDENCIAS

En la comparecencia también ha anunciado que la Junta tomará la decisión de limitar de nuevo las residencias de ancianos a las visitas ante el aumento de positivos en estos centros asistenciales. “Si tenemos que proteger a nuestros mayores hay que eliminar la posibilidad de que el virus entre en las residencias para evitar situaciones de la primera ola”, ha señalado.

“Estamos siempre en el equilibrio del deterioro que producen la falta de visitas y el riesgo que supone el permitir las visitas”, ha añadido, al tiempo que insiste en que la educación para los escolares seguirá siendo presencial.

En cuanto a otras ciudades extremeñas que presentan una situación epidemiológica más complicada se ha referido a Almendralejo, “que está con el semáforo en ámbar”, por lo que no se descarta tomar alguna medida extraordinaria para la localidad.

Mientras, Badajoz “está tirando a verde” por lo que no se renovarán las medidas restrictivas que se adoptaron hace quince días. Vergeles ha agradecido al Ayuntamiento pacense la “unidad de acción” para parar los contagios, por lo que las medidas decaen el próximo día 5.

Comentarios de Facebook