Quantcast

Ertzaintza y Policías Locales registran durante el fin de semana 1.190 denuncias

La Ertzaintza y Policía Locales han registrado durante este fin de semana en Euskadi un total de 1.190 denuncias por infracción a las diferentes normas sanitarias dictadas para luchar contra la pandemia del coronavirus. Casi la mitad de esa cifra, 495 en concreto, corresponden al incumplimiento de restricciones horarias y territoriales de movilidad derivadas del decreto de Lehendakari, Iñigo Urkullu, del pasado 26 de octubre que establece nuevas normas como consecuencia de la evolución del Covid en el País Vasco.

La Ertzaintza y las Policías Locales han intensificado este fin de semana los controles para evitar desplazamientos indebidos fuera del término municipal de residencia y de la comunidad autónoma, y velar por el cumplimiento del resto de normas sanitarias, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Fruto de esos dispositivos de vigilancia son las 495 denuncias cursadas durante estos tres días por incumplir la nueva limitación de movilidad o la restricción de agrupamientos sociales a seis personas. Las infracciones por no usar la mascarilla o hacerlo de forma inadecuada suman 370 en total. A ellas se unen otras 18 por no usar mascarilla en el transporte público o privado.

Otro capítulo de denuncias significativo es el referido al consumo de alcohol en la vía pública, que se salda con 111 actas de denuncia. El resto de la cifra total se reparte en conceptos como fumar en espacio público sin respetar la distancia de dos metros y otros motivos.

Por territorios, la acción conjunta de la Ertzaintza y las Policías Locales se desglosa en 171 denuncias en álava, 706 en Bizkaia, y 313 en Gipuzkoa.

BALANCE DE INCIDENTES NEGACIONISTAS

Por otro lado, la Ertzaintza ha detenido o investigado a 15 personas e identificado a otras 35 por desórdenes públicos durante los incidentes en concentraciones negacionistas de la pasada semana

Los primeros altercados tuvieron lugar el pasado jueves, 29 de octubre, en Bilbao. A las nueve y media de la noche, un grupo de personas se concentró en la Plaza Indautxu de la capital vizcaína. La concentración, que no había sido comunicada, estaba formada en su mayoría por personas jóvenes contrarias a las nuevas medidas sanitarias para luchar contra la pandemia de la Covid-19.

Los concentrados cruzaron y quemaron un total de 25 contenedores, ubicados en la plaza y en las calles adyacentes. Además, cuatro vehículos estacionados sufrieron daños por el fuego.

Agentes de la Ertzaintza desplazados al lugar procedieron al arresto de seis personas por desórdenes públicos y otras dos quedaron en calidad de investigados por su presunta participación en los incidentes. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial horas después, quedando en libertad con la obligación de comparecer cuando fueran requeridos por la autoridad judicial.

Por otro lado, el sábado por la tarde se registraron incidentes parecidos en la Plaza Virgen Blanca de Vitoria. Una concentración de la capital alavesa y posterior manifestación, no comunicada, por diversas calles del centro protagonizaron diversos disturbios. Los manifestantes llegaron hasta el Parlamento, donde fueron disueltos por efectivos de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, tras provocar daños por el lanzamiento de pintura contra la fachada de los edificios de la Delegación de Educación y de Hacienda. En esa actuación policial se identificó a nueve personas por su presunta implicación en los incidentes.

A las once y cuarto de la noche, un grupo formado por un centenar de personas realizó una manifestación no comunicada por las calles del Casco Viejo de Vitoria. Durante el trayecto cruzaron y quemaron contenedores, y lanzaron piedras y botellas contra las cristaleras y escaparates de algunos comercios, portales y ventanas de viviendas, causando daños en marquesinas y otro mobiliario urbano. Los manifestantes también lanzaron piedras, botellas y bengalas contra efectivos de la Ertzaintza que acudieron al lugar de los incidentes.

En Bilbao, a las nueve de la noche, un grupo de “negacionistas” se concentró nuevamente en la Plaza Indautxu, tras una convocatoria realizada a través de redes sociales. Los concentrados volcaron y quemaron varios contenedores en la plaza y en varias calles de las inmediaciones.

Durante los altercados recursos de la Ertzaintza procedieron a la detención de cuatro personas y a la identificación de otras 26 por su presunta participación en los incidentes. Dos de los arrestados fueron puestos en libertad tras realizar las correspondientes diligencias en la madrugada del día siguiente y otros dos fueron puestos a disposición judicial la mañana del día 1 de noviembre.

Esa noche también se produjeron incidentes en el municipio guipuzcoano de Arrasate-Mondragón. Esta vez, un grupo de concentrados, sin autorización, cruzaron y quemaron contenedores en varias calles y causaron daños en una oficina bancaria. Tres personas fueron detenidas por un delito de desórdenes públicos, pasando a disposición judicial al día siguiente.

Comentarios de Facebook