martes, 29 septiembre 2020 16:08

Un hombre detenido en Vigo por agredir a los agentes que le pidieron ponerse la mascarilla

Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a un vecino de la ciudad, C.M.G., de 44 años de edad, como presunto autor de un delito de atentado contra la autoridad, tras agredir a los agentes que lo instaron a ponerse la mascarilla cuando caminaba por la vía pública.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron en la noche del pasado martes, cuando varias dotaciones de Policía Local y Policía Nacional se encontraban en la calle Doctor Corbal, atendiendo un requerimiento por un conflicto entre particulares debido a sus mascotas.

Cuando estaban en el lugar, los agentes observaron a un individuo que caminaba con una muleta, fumando y sin mascarilla. Al acercarse, los agentes le advirtieron de que no podía fumar y que debía ponerse la mascarilla y respetar la distancia de seguridad.

El hombre respondió de forma despectiva, alegando que no tenía mascarilla y que tampoco pensaba apagar su cigarrillo. Cuando uno de los policías le facilitó una mascarilla, el varón se la colocó en la barbilla y siguió fumando, por lo que fue advertido de que sería propuesto para sanción.

Al persistir en su actitud de desobediencia los agentes lo identificaron y el hombre comenzó a acercarse a los funcionarios y a pedir que lo detuvieran, afirmando que “la asistenta social no le pasaba pensión y así podría comer gratis”.

Pese a los intentos de los policías por que depusiera su actitud, el hombre siguió comportándose de forma hostil y se encaró con un agente, al que golpeó en un brazo, por lo que tuvo que ser reducido y detenido.

Al introducirlo en el vehículo policial, este vecino de Vigo comenzó a dar golpes y a revolverse, causando algunos daños en el coche, por lo que la Policía solicitó una ambulancia para que un facultativo evaluase la posibilidad de sedarlo.

Ya en la ambulancia, y pese a estar inmovilizado, el hombre se autolesionó en presencia de los sanitarios, y se procedió a su traslado al Hospital Álvaro Cunqueiro para una evaluación psiquiátrica.