Compartir

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha calificado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 de “muy insuficientes, electoralistas y discriminatorios” para esta autonomía. Para el 'president' estas cuentas “constatan que el Estado sigue mirando hacia otro lado” y suponen que el gobierno de Mariano Rajoy “se va dejando a la Comunidad una deuda de 2.000 millones en inversiones”.

El jefe del Consell ha comparecido este martes ante los medios para realizar una primera valoración del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo ejercicio que hoy ha presentado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Aunque la Comunidad es la tercera que más inversión del Estado recibirá –un 12,24 por ciento–, Puig ha subrayado que estos PGE dejan a la Comunidad Valenciana “con la mitad de lo que le corresponde”.

“Se constata que el Estado sigue mirando hacia otro lado y no ve que la Comunidad tiene 12 puntos menos de renta per capita” por lo que no necesita una aportación como la media sino “que debería recibir más porque está en una peor situación”. “Debería ser objeto de solidaridad y cooperación”, ha sentenciado.