Inicio valencia

Los juzgados de Valencia, en situación «grave» tras registrar 7.000 demandas por acciones de Bankia en seis meses

Compartir

Los jueces se comprometen a resolver estos asuntos en medio año si el CGPJ les concede tres magistrados de refuerzo

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

Los juzgados de Primera Instancia de Valencia han registrado en los primeros seis meses de año un total de 6.558 demandas por acciones de Bankia, cifra que suma 7.400 si se contabilizan las emitidas a fecha de hoy. Ante esta situación de colapso, el juez decano de Valencia, Pedro Viguer, ha solicitado tres jueces de refuerzo. Si el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se los concede, desde Valencia se comprometen a resolver estas demandas en un plazo máximo de seis meses.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes Viguer en una rueda de prensa en la que ha presentado un balance estadístico y de gestión del primer semestre de 2015 del decanato de Valencia.

Precisamente el primer dato al que se ha referido Viguer en su comparecencia pública ha sido a las demandas por acciones, respecto a las que ha recordado que una tercera parte de los procedimientos son juicios ordinarios que requieren audiencia previa y juicio, mientras que las otras dos terceras partes restantes son juicios verbales.

En total, los juzgados de Valencia registraron 6.558 asuntos de productos financieros hasta el 30 de junio –acciones de Bankia–, y a fecha de hoy suman 7.400. En la actualidad, estos órganos judiciales cuentan ya con tres jueces de refuerzo desde hace año y medio, ante el aluvión de demandas por preferentes.

Ahora, este refuerzo queda «manifiestamente insuficiente», ha afirmado Viguer, por lo que han solicitado al CGPJ el nombramiento de tres jueces de refuerzo más. El juez decano es «optimista» al respecto porque ya le han comunicado que el informe de inspección del Consejo es favorable a esta solicitud.

Así, si llegan a contar con estos tres jueces más, los magistrados de Primera Instancia de Valencia se comprometen –tal y como ha reproducido Viguer– a poner la «maquinaria judicial a tope» para ver si en seis meses pueden resolver las 7.400 demandas: «Nos lo hemos propuesto y es un reto», ha subrayado. Este objetivo será posible, ha dicho, siempre que no haya un nuevo aluvión de demandas de este tipo de producto.

No obstante, estos juzgados ya soportan el doble de asuntos de los recomendados por el CGPJ, al pasar del 185% de módulos en 2013 al 215% en 2015. Junto a este problema, los jueces están preocupados por dos normativas que afectan directamente a estos órganos: la reforma del Código Penal y la Ley de Segunda Oportunidad.

Respecto al primer asunto, Viguer ha afirmado que estos juzgados soportarán ahora las demandas de tráfico con lesiones por la despenalización de un gran número de faltas; y en cuanto al segundo, ha puesto de manifiesto que observarán si se aumentan los asuntos después de que estos órganos sean los competentes para llevar los concursos de persona física no empresaria.

EJECUCIONES Y LANZAMIENTOS

Los Juzgados de Primera Instancia también son los encargados de ocuparse de las ejecuciones hipotecarias, que han pasado de 1.361 en 2014 a 593 en los primeros seis meses de 2015, lo que a final de año supondrá un descenso de alrededor del 25%, según han calculado los magistrados. En cuanto a los lanzamientos –desahucios por arrendamientos y ejecuciones hipotecarias–, han pasado de 1.372 en 2014 a 789 en el primer semestre de este ejercicio.

Por su parte, los juzgados de lo Social han registrado 10.058 demandas en el primer semestre frente a las 21.053 de 2014, lo que significará una ligera reducción de asuntos del 14%. En Mercantil, en 2014 hubo 5.000 asuntos y este semestre suman 2.177. Los órganos de esta sección están a un módulo del 430%, ha alertado Viguer.

Dentro de este Orden, las demandas por concursos han registrado un descenso del 23% en los primeros seis meses de 2015. Por su parte, en estos juzgados han entrado en seis meses las mismas demandas por cláusulas suelo –entre particulares y bancos– que en todo 2014, es decir, 406, el doble.

Por su parte, en los juzgados de Familia, en 2014 se registraron 8.300 demandas frente a las 4.111 del primer semestre de este año. En concreto, los procedimientos de modificaciones de medidas han incrementado un 71% desde 2010, debido a dos cuestiones: la Ley de Custodia Compartida, que ha llevado a revisar muchos regímenes de guardia y custodia de hijos menores; y la crisis, que ha generado situaciones de pérdida de empleo y medidas para revisar pensiones alimenticias, ha dicho.

En los juzgados de Instrucción, mientras que en 2014 se registraron 120.000 asuntos, en los primeros seis meses de este año la cifra ha llegado a los 58.600, lo que supondrá finalmente un descenso del 2,5%. Algunos de estos órganos tratan asuntos de gran complejidad o de corrupción, lo que ha obligado a reforzar los juzgados número 12 y 21, y se ha solicitado un refuerzo para el 15. En los juzgados de lo Penal, en el primer semestre de este ejercicio se han anotado 3.400 asuntos, un 11% respecto a 2014; en los juzgados de lo Contencioso, 2.900 asuntos, un 4,3% más; en los juzgados de Ejecutorias, 5.326, un 13,5% más; y en los juzgados de Violencia sobre la Mujer, 2.081 asuntos penales, un 18% menos que el año anterior.

GABINETE PSICOSOCIAL Y FUNCIONARIOS

En general, Viguer ha apuntado la «necesidad» de reforzar el gabinete psicosocial, de proporcionar los funcionarios pedidos en los juzgados reforzados, de disponer de agentes para juicios de productos financieros y potenciar la mediación, entre otros temas. Todo ello son competencias del Gobierno valenciano.

Así mismo, en cuanto al CGPJ y al Ministerio de Justicia, ha solicitado que culminen la reforma de la justicia «tantas veces anunciada y nunca iniciada, que parece que a nadie interesa». «Pongámonos ya manos a la obra, para trabajar por una justicia fresca, eficaz», ha requerido.