Compartir

El ministro traslada que el 16 de julio habrá un debate para tratar la ampliación de efectivos en la base de Morón

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que “parece muy poco probable” que haya algún español entre las víctimas mortales en el atentado de Túnez.

García-Margallo ha explicado que ha estado en contacto con la Dirección General de Consulares y con la embajada española de Túnez,

“que están 24 horas sobre 24 en este tema y no ha aparecido ningún español” entre las víctimas.

García-Margallo, que ha realizado estas declaraciones en Valencia antes del acto de toma de posesión del socialista Ximo Puig como presidente de la Generalitat, a preguntas de los medios en relación al atentado ocurrido hace dos días en un hotel español en Túnez, ha indicado que en este tiempo no han recibido “ninguna llamada de ningún familiar o conocido que nos diga que hay personas que faltan y por tanto, eso ha ido muy bien”.

En este sentido, el titular de Exteriores ha expresado su preocupación por la situación en Libia y el norte de África y “hay que atajarlo” porque “estamos viendo las consecuencias de no atajar a tiempo el problema del DAESH (EI), que está en Siria, en Irak y ocupa ya varias ciudades en Libia y eso puede desestabilizar todo el norte de África, lo cual pone en riesgo la propia seguridad de España”.

El ministro, al respecto, ha informado de que el próximo 16 de julio “vamos a tener un debate sobre la ampliación de efectivos en la base de Morón, que son los que más cerca están para vigilar y controlar este fenómeno”.

'5+5'

Asimismo, ha recordado que, junto con el gobierno portugués, que tiene la Presidencia temporal del llamado '5+5', los cinco países del Mediterráneo y los cinco vecinos, más los países vecinos de Libia, están pensando en “convocar una conferencia en Madrid que sea continuación de la que ya hicimos” de este grupo.

Sin embargo, “hay que esperar a que haya un gobierno de unidad nacional” -en Libia- y esa reunión “serviría para consagrar y recibirlo en la Comunidad Internacional y poner en marcha las medidas en el Consejo de Seguridad de la ONU”, ha agregado.