Compartir

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

La ponencia de la comisión no permanente especial de estudio de las técnicas y actuaciones para mejorar el rendimiento escolar y las posibilidades de empleo de los jóvenes puesta en marcha en las Corts Valencianes ha elaborado una propuesta de dictamen, en la que aboga por fomentar la motivación e implicación de los alumnos, así como por disminuir las repeticiones de curso –para que se realicen sólo en casos muy excepcionales–, entre otras medidas.

Esta propuesta de dictamen, publicada este miércoles en el Boletín Oficial de las Corts Valencianes (BOCV), se elevará a la comisión de estudio para su tramitación. Esta comisión constituyó el 16 de diciembre de 2011 y aprobó su plan de trabajo el 22 de marzo. En estos casi tres años, han pasado por ella 26 comparecientes que han aportado “estudios, experiencias y razonamientos” sobre la situación del sistema educativo y la empleabilidad de los jóvenes.

Según el dictamen de la comisión, “el fracaso de un alumno es personal” y, por lo tanto, los objetivos y medidas que se tomen “deben revertir directamente en la mejora de cada uno de los alumnos del sistema”. Para ello plantea 12 “desafíos” vinculados al desarrollo educativo de cada alumno, que “independientemente de su nivel de riesgo, deben beneficiar a toda la población escolar”.

Para responder a estos objetivos, presenta una lista de líneas estratégicas de actuación que abarcan medidas simultáneas en todos los puntos “neurálgicos” del funcionamiento del sistema educativo.

En concreto, los “desafíos” son fomentar la motivación de los alumnos y su implicación en las tareas; incrementar su índice de bienestar subjetivo; propiciar su autonomía, responsabilidad y autoexigencia personal; estimular su pensamiento “crítico, riguroso y creativo”; así como “lograr una maduración equilibrada de todos los aspectos de su personalidad”.

También se pretende aumentar su participación y protagonismo en todos los ámbitos educativos; comprometerle en la mejora de la convivencia y el trabajo en equipo; involucrar a la familia en sus procesos de desarrollo; mejorar la calidad de su ocio y tiempo libre; educar su talento; y aumentar el rendimiento de sus aprendizajes, mejorando los resultados de las pruebas externas.

PLAN DE TRANSICIÓN A PRIMARIA

Para lograr estos objetivos, los miembros de la comisión parlamentaria proponen diversas medidas entre las que destacan algunas como garantizar la calidad de la educación infantil como prevención del fracaso escolar en la enseñanza obligatoria y elaborar un plan de transición a primaria donde sea obligado un diagnostico individualizado de cada alumno y una comunicación fluida de los docentes de ambos niveles.

También plantean incrementar la optatividad dentro y fuera de las materias, adecuar las plantillas de los centros a las necesidades educativas actuales y a sus programas educativos, adecuar el currículo al desarrollo madurativo del alumno y fomentar la interdisciplinariedad, la estimulación temprana y el trabajo de inteligencias múltiples.

Del mismo modo, el dictamen elaborado aboga por una admisión equilibrada de alumnos que evite guetos y por cambiar la cultura de evaluación, de modo que no sólo se centre en la medida de los reusltados, sino en el análisis y la mejora de los procesos de aprendizaje mediante el uso de las herramientas de la evaluación por competencias. También cree que hay que disminuir las repeticiones de curso y que se apliquen solo en casos “muy excepcionales”.

MEJORAR LA CALIDAD DE LA FUNCIÓN DOCENTE

Por otro lado, plantea mejorar la calidad de la función docente y, asimismo, la comisión de estudio cree que las facultades de Magisterio se deben implicar en la mejora de las escuelas.

La propuesta de dictamen de la comisión no permanente especial de estudio de las técnicas y actuaciones para mejorar el rendimiento escolar asegura que van a concienciar a las familias “del valor de la escuela y la función docente”, a fomentar su participación, a aumentar el nivel de exigencia y las expectativas sobre los hijos de acuerdo a su nivel madurativo, a convocar premios de excelencia educativa y de innovación y a convocar un pacto social por la excelencia educativa.