Compartir

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha criticado este lunes que el PSPV “acompañe” a los trabajadores de Radio Televisión Valenciana (RTVV) al Tribunal Constitucional (TC), en alusión al recurso del partido socialista contra la ley que regula el cierre, tras haberse opuesto en su día a reducir el coste del servicio.

Así lo ha señalado antes del almuerzo de clausura de la asamblea general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), a preguntas acerca del recurso de inconstitucionalidad interpuesto hoy por la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, y el secretario general del PSPV, Ximo Puig, contra la Ley de las Cortes que suprimió el servicio público de RTVV al considerar que vulnera el principio de seguridad jurídica y supone “un atropello” de derechos fundamentales.

Fabra ha enmarcado esa decisión en la necesidad de reducir el tamaño y el coste de la administración. “Lo hemos hecho porque era absolutamente necesario y, como han hecho todas las familias y empresas, aquello que podía suponer un problema a la hora de garantizar lo básico ha sido suprimido por parte de todos”, ha dicho.

“ALGUNO TENDRÁ QUE DECIR POR QUÉ”

“Y así lo hicimos nosotros, quisimos mantener una televisión y no nos dejaron, quisimos rebajarla de 183 millones que costaba a 70 y no pudimos, y algunos que en su día estaban en contra de esta reducción, ahora son los que van acompañando a los trabajadores al TC”, ha agregado Fabra, quien recalca que “alguno tendrá que decir por qué”.

Ha remarcado que, en cualquier caso, desde el Consell seguirán “trabajando para reducir el peso de la administración y garantizando siempre los servicios básicos dirigidos a los ciudadanos”.

“LO DE MADURO ME LO CALLO”

En cuanto a que hayan comparado su actuación en este tema con el control de medios realizado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Fabra ha replicado: “Lo de Maduro me lo callo”.

Ha destacado, en ese punto, que “aquí era fundamental que la administración redujera de tamaño y de coste”. Fabra ha argumentado que “no puede, ser en ningún caso, que la administración sea un lastre para que los que crean empleo, que son los empresarios, no puedan generar esa mayor producción y propiciar riqueza y empleo”.

Así, ha valorado la actuación del Consell para reducir su sector público empresarial y fundacional de 80 a 40 entidades, con la previsión de “acabar este año con 32”, lo que supone “un esfuerzo del 56 por ciento” y “un ahorro de más de 1.500 millones de euros, que era lo que necesitaba esta comunidad para seguir garantizando los servicios básicos destinados a los ciudadanos”, ha apostillado.

El jefe del Consell ha remarcado asimismo que tuvieron que realizar esas actuaciones en una situación de “infrafinanciación”, derivada de un modelo de financiación que “no cubre ni tan siquiera la educación, la sanidad y las políticas sociales”. “Lo hemos hecho porque era absolutamente necesario”, ha sentenciado.