Compartir

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de la Comunidad, Alberto Fabra, de Baleares, José Ramón Bauzá, y de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, han escenificado este lunes la unión de estas autonomías para analizar el actual modelo de financiación autonómica y aportar propuestas conjuntas al Gobierno central, al que pretenden “ayudar” a evitar nuevos “agravios” tras haber percibido 8.300 millones menos de lo que les correspondía entre 2011 y 2014, respecto a la media, por anticipos y liquidaciones.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión que han mantenido en Valencia, acompañados de sus respectivos responsables de Hacienda, Fabra ha subrayado su “espíritu de colaboración y no enfrentamiento”. “No se trata de hacer frente contra nada, sino de tratar cuestiones que nos afectan”, ha insistido.

Según Bauzá, pretenden “trabajar de manera conjunta, entre amigos que quieren lo mejor para sus ciudadanos”, para “ofrecer propuestas al Gobierno para mejorar un sistema injusto, opaco y, sobre todo, interpretable” y “ayudarle a encontrar la mejor solución”.

Valcárcel ha destacado se sienten “perjudicadas” por un modelo que se definió en 2009 sin responder “a ningún criterio concreto, sino a la opacidad y a atender más a un territorio en función de compromisos políticos y a estos otros menos, probablemente en base a resultados electorales que no terminan de gustar”. Además, ha remarcado que actuarán “con firmeza, lealtad institucional, pero también con exigencia ante el Gobierno” para que atienda unas reivindicaciones que “obedecen a la lógica, a la lealtad y al estudio riguroso”.

Las bases de su posición conjunta son la ruptura del 'statu quo', que el nuevo modelo cubra los servicios básicos de sanidad, educación y bienestar social en condiciones de igualdad y con independencia del nivel de renta, así como que se acoja a criterios de población, con una financiación centrada en las personas, no en los territorios.