Compartir

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

María Ángeles, la mujer de 48 años que falleció ayer a manos presuntamente de su marido en la localidad valenciana de Paiporta, denunció a su pareja en abril de 2009, aunque el juez acabó sobreseyendo el caso. Asimismo, recibió asistencia durante dos meses en el Centro Mujer del Ayuntamiento de Valenciana y en una Oficina de Asistencia a las Víctimas del Delito, hasta que finalmente ella se retiró voluntariamente.

Así lo ha indicado este jueves la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, en declaraciones a los medios de comunicación tras guardar cinco minutos de silencio por la muerte violenta de esta mujer, española, a manos supuestamente de su pareja, de Sierra Leona, y de 42 años. Al acto también ha asistido el alcalde de Paiporta, Vicente Ibor.

La víctima presentó una denuncia contra su pareja en abril de 2009, cuando ambos residían todavía en Valencia. A raíz de la misma tuvo lugar un juicio rápido que concluyó con un auto de sobreseimiento del juez. Tras este incidente, “ella le perdonó, como tantas otras, y reanudaron la convivencia, lo que le llevó a su asesinato”, ha dicho la delegada. Por este motivo, ha insistido en mantener la firmeza y pedir ayuda “para salir de esto”.

Asimismo, tras la denuncia, la mujer estuvo recibiendo ayuda durante aproximadamente dos meses, desde abril hasta junio, en un Centro Mujer del Ayuntamiento de Valenciana y en una Oficina de Asistencia a Víctimas del Delito, “hasta que se retiró voluntariamente”, ha apuntado Sánchez de León. “Durante un tiempo se le estuvo atendiendo y se retiró de la asistencia y prestación que se le daba”, ha reiterado.

La víctima tenía un hijo, de 12 años, que al parecer presenció los hechos. Preguntado por el mismo al alcalde de Paiporta, Vicente Ibor, ha explicado que está bajo la custodia de una de sus dos tías, y ha agregado que la familia está “absolutamente destrozada”. Así, desde el consistorio se les está prestando asistencia psicológica “ilimitada”. “Una vez detenido el culpable, es el momento de prestar asistencia a las víctimas: la fallecida, el menor y la familia más directa”, ha añadido.

Asimismo, Ibor ha comentado que Paiporta estará de luto durante tres días, y ha señalado que desde el mismo momento en que ocurrieron los hechos, se ondearon las banderas a media asta. Este mismo jueves, a las 9.30 horas, se ha realizado también un acto en recuerdo a María Ángeles, “y vamos a seguir haciendo lo que sea necesario para que se conciencie todo el mundo”.

QUINTA VÍCTIMA EN LA COMUNITAT

María Ángeles es la quinta víctima de violencia de género en la Comunitat, en este caso también con un hijo menor, y la número 38 de España. “Una vez más lanzar desde aquí un mensaje de denuncia total a este tipo de comportamientos machistas y reclamaría una intolerancia absoluta contra los comportamientos machistas a cada uno de nosotros”, ha apuntado la delegada.

Asimismo, ha indicado que a las víctimas, a los que sufren este tipo de situaciones, “decirles que hay salida, que siete de cada diez mujeres víctimas pueden salir, que tienen que activar todos los mecanismos que el Estado, las instituciones, las entidades privadas, ayuntamientos, y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ponen a su disposición”. “Hay salida”, ha puntualizado.

En esta línea, la delegada ha anunciado que en un par de semanas se van a poner en marcha unos cursos de defensa personal para las mujeres usuarias de los cuatros Centros Mujer 24 Horas de la Comunitat, con el objeto de reforzar su seguridad personal y darles los mecanismos “más inmediatos” de defensa.