Compartir

Otros 110 policías y guardias civiles velarán por la seguridad de los vecinos y de los asistentes a la fiesta. El ayuntamiento ha decidido reforzar el operativo de seguridad para la fiesta de disfraces de este verano, debido al buen resultado que tuvo el dispositivo del pasado año.