Compartir

La Policía ha detenido en Burjassot a un hombre de 39 años, Óscar M. O., como presunto autor de un delito de estafa continuada, tras ofrecerse como entrenador personal a 243 personas a las que defraudó un total de 103.945 euros, cobrando por adelantado unos servicios que nunca llegó a prestar.