Compartir

FSIE-Comunitat Valenciana, el sindicato mayoritario de la enseñanza privada y concertada en la CV y con representatividad en el sector de atención a la Diversidad Funcional, ha anunciado hoy su adhesión al Pacto Autonómico Valenciano para la integración-social y sanitaria de la Salud Mental que pretende mejorar la Salud Mental y atender de forma transversal e inclusiva el Trastorno Mental Grave (TMG).

En el pacto, que se firmará mañana y donde estarán Presidencia y vicepresidencia de la Generalitat y la conselleria de Sanidad, además de representantes de organizaciones Civiles y Sociales, Universidades y Sindicatos, exige al Consell “políticas sanitarias y sociales que den una atención equitativa que respete la dignidad y los derechos humanos de las personas con TMG”.

De esta manera, FSIE se compromete a luchar contra el estigma del TMG, a impulsar medidas de conciencia social y respeto por los derechos de las personas con problemas de salud mental, a garantizar el reconocimiento de los profesionales que proporcionan una atención de calidad a las personas usuarias y sus familias, a proponer y desarrollar una formación a dichos profesionales en la línea de un modelo de recuperación social que contemple los derechos y el ambiente terapéutico.

Así, FSIE asume las tres partes del pacto que se concretan en la 'Estrategia Autonómica de Salud Mental 2016-2020' de la Conselleria de Sanidad para dar respuesta a la necesidad de una planificación estratégica en materia de salud mental; la 'Estrategia Valenciana de Apoyo Social para la Recuperación e Inclusión Social de las Personas con Trastorno Mental Grave 2018-2022' que tienen por objetivo consolidar una red de apoyo social orientada a la recuperación e inclusión social de las personas con TMG y el 'I Plan Valenciano de Atención Integral a las Personas con Trastorno Mental Grave 2018-2022' que pretende dar una atención en red, luchar contra el estigma, una formación adecuada a los profesionales, usuarios y familiares y la creación de una cartera de servicios, fruto del trabajo realizado en la Mesa Sectorial de Salud Mental, donde FSIE ha participado activamente.

Con la adhesión FSIE pretende asegurar el bienestar y la protección de los derechos y la recuperación y la inclusión social plena de las personas con trastorno mental. “Su importancia es de tal magnitud que es necesario el consenso unánime de todas y todos para poder avanzar de manera eficaz y eficiente”, ha señalado el sindicato.

 Se trata, ha añadido, de un “abordaje transversal, sobre el eje de la unidad de salud mental y atención primaria y en estrecha coordinación con servicios sociales, educación, empleo, vivienda, justicia y demás agentes sociales”. Se pretende, además de acabar con el estigma de TMG, fomentar la formación de los profesionales, personas usuarias y familiares y la investigación en salud mental.