Compartir

El Síndic de Greuges ha comunicado a Plataforma Valencianista PLV que ha aceptado a trámite las denuncias presentadas por esta entidad cultural y cívica contra los Ayuntamientos de Agres, Xixona, Corbera, Xàbia, Pedreguer, Novelda, Muro d´Alcoy, Guardamar del Segura, Elche, Bolulla, Benissa, Alcoy, Alzira, Ontinyent, Burjassot, Godella, La Font de la Figuera, Xeresa, Xeraco, Sueca, Simat de la Valldigna, Quatretonda, Picassent, Gandia, Benifairó de les Valls, Bellreguart, Alginet, L´Alcúdia, La Salzadella, Onda, Morella, Faura, Benicarló, Vistabella del Maestrat y Atzeneta del Maestrat por formar parte de la “Xarxa de ciutats valencianes Ramón Llull”, a su vez perteneciente a la Fundación Ramón Llull que está integrado por “l'Institut RamonLlull, la Generalitat de Catalunya, l'Ajuntament de Barcelona, el Governd'Andorra, l'Alguer, el Consell General dels Pirineus Orientals, la Xarxa de ciutats valencianes Ramon Llull i la Xarxa de Municipis i Entitats Balears pel Ramon Llull”, lo que ellos vienen denominando bajo la denominación de “països catalans”. La fundación tiene como objetivos principales:

– Intensificar el estudio, la promoción y la defensa de la lengua catalana, desde los orígenes hasta hoy en todas las modalidades y medios de expresión.
– Fomentar la proyección exterior de la lengua catalana y de los ámbitos culturales diversos que se expresan.
– Velar por el cumplimiento de la legislación sobre la lengua catalana, en colaboración con las autoridades, los organismos y las organizaciones públicas o privadas que compartan totalmente o parcialmente las finalidades de la Fundación.

A juicio de PLV, “se procedió a dar cuenta al Síndic por el ataque de estos ayuntamientos a la legislación vigente valenciana en materia de señas de identidad, legislación de la cual deberían ser garantes. Formando parte de la Xarxa de municipis valencians Ramón Llull incumplen principalmente el artículo 6 del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, en el que afirma tajantemente que las lenguas oficiales de nuestro territorio son el castellano y el valenciano. Y el articulado del Estatuto de Autonomía está por encima de leyes de rango menor y debe cumplirse y hacerse cumplir por las administraciones públicas valencianas.”
“El hecho de que estos municipios valencianos formen parte de una Fundación, la cual se define como representante de los territorios de “parla catalana” los cuales quedan integrados en los mal llamados “países catalanes”, incumple también la Constitución Española, nuestro Estatuto de Autonomía, nuestro autogobierno, señas de identidad y personalidad propia del pueblo valenciano.”
Según la entidad valencianista, “es una gran noticia que sean aceptadas a trámite. Ahora el Síndic contactará con estas administraciones y esperemos que no ignoren el requerimiento como desgraciadamente ya hicieran con el que envió nuestra entidad, les instará a cumplir la ley y esperemos que ningún ayuntamiento ni estamento público forme parte ni vuelva a incorporarse más a esta Xarxa de municipios antivalencianos”, sentencia PLV.