Compartir

Desde las filas valencianistas aseguran que una solución que cumpla con Europa y con los profesionales portuarios es muy factible, a lo que Hurtado añade: “estamos cansados que el Gobierno trabaje en contra de los intereses económicos valencianos. Esta semana es el sector de los estibadores, pero, hace unos meses, fue el campo valenciano el que sufrió un duro golpe por los acuerdos de los eurodiputados españoles, con la entrada de naranja sudafricana o el veto ruso. Anteriormente, un gobierno socialista había desmontado los Altos Hornos de Sagunto y, poco después, el gobierno Zaplana permitió seguir penalizando la economía valenciana, mediante el decreto de ampliación de la concesión de la Autopista AP7, que afecta, fundamentalmente, a la industria, el transporte y el turismo”.

El dirigente valencianista ha proseguido su intervención subrayando la idea de que “parece que los sucesivos gobiernos trabajen para lobbies de presión, que poco a poco van entrando y destruyendo los sectores productivos valencianos. El sector de la estiba es altamente profesionalizado, es un emblema de la calidad y uno de los motores económicos para los barrios del Grau, Cabanyal y Canyamelar. Gracias a ellos, el Puerto de Valencia es el más importante del Mediterráneo”.

Por ello, y como conclusión, Hurtado ha aconsejado al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que, en lugar de buscar competitividad a corto plazo, “destrozando a golpe de decretazo el sector de los estibadores”, invierta en el acceso Norte al Puerto de Valencia; así como que realice una “apuesta clara” la conexión de los puertos de Valencia, Castellón, Sagunto y Alicante con el Corredor Mediterráneo, mejorando las comunicaciones entre el Corredor Cantábrico y el Mediterráneo.