Compartir

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha defendido hoy en Les Corts el viaje que realizó el pasado mes de febrero a las islas griegas para conocer la situación de los refugiados, y ha afirmado que no fue allí de vacaciones y que el coste del viaje fue “muy austero”.

La también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas ha comparecido en la comisión parlamentaria de Derechos Humanos, a petición propia, del grupo socialista y de Compromís, para informar sobre las medidas y acuerdos de la Generalitat para ayudar y atender a refugiados en la Comunitat Valenciana.

Asimismo ha relatado el viaje que realizó, junto a otras cinco personas de la Conselleria, a las islas griegas de Leros y Lesbos, un viaje criticado por el PP por considerar que no tenía autorización y que a pesar de ello se hizo y se pagó con dinero público.

Oltra ha afirmado que fue un viaje del Gobierno valenciano “en el ejercicio de competencias propias y exclusivas”, al que fue invitada por el Gobierno de Rodas, por lo que no necesitaba “la autorización previa de nadie”, y además contaba “con todos los informes favorables”.

“No me he ido de vacaciones, eso lo hacían ustedes cuando se iban a Marruecos con el dinero de Canal 9 a hacer cositas que no tienen nada que ver con la agenda pública”, ha reprochado Oltra a la diputada del PP Verónica Marcos, quien le había acusado de usar “fondos públicos para un viaje para el que no tenía permiso”.

Marcos ha dicho reconocer “las buenas intenciones y sentimientos” de Oltra, pero le ha acusado de estar generando “falsas expectativas” a los ciudadanos con el asunto de los refugiados, por hacer promesas que no puede cumplir, como la de fletar un barco, y firmar protocolos de intenciones que no tienen “valor jurídico”.

La vicepresidenta ha asegurado que se trata de un viaje oficial del Consell pagado con dinero del presupuesto de la Generalitat, y ha señalado que su coste fue de 7.451,37 euros las seis personas que se desplazaron, “bastante menos de lo que alguno se gastaba un fin de semana para hacer no se sabe muy bien qué”.

Oltra ha acusado al PP de meter “en el mismo saco” promesas, acciones políticas, protocolos y convenios, y ha afirmado que ella nunca ha prometido que fletaría un barco para traer refugiados a la Comunitat, sino que dijo que tenían a disposición un barco cedido de forma altruista por la empresa Balearia.

“Esas cosas las hacían ustedes cuando prometían que la Fórmula Uno no costaría un euro a los valencianos”, ha asegurado la dirigente del Consell, quien además de relatar el viaje, apoyada fotografías y vídeos, ha dado conocer las medias puestas en marcha y que permitirían acoger en estos momentos a 1.400 refugiados.

El PSPV, Compromís y Podemos han agradecido el trabajo de la Generalitat y le han animado a seguir luchando, al tiempo que han denunciado la actitud de la Unión Europea y del Gobierno central, al que han acusado de estar incumpliendo los derechos y los tratados internacionales.

Desde Ciudadanos, el diputado Alberto García ha dicho que no hará reproches de ese viaje, pues si él fuera vicepresidente también habría viajado a las islas griegas a conocer la situación de los refugiados, pero ha pedido al Consell que tenga bien “amarradas” todas las necesidades de personas antes de traerlas.

Oltra ha afirmado que el Gobierno valenciano lo tiene “todo preparado” y ha asegurado que seguirán presionando dentro de sus posibilidades para abrir las fronteras y hacer una política de acogida “a la altura de los valores de la Unión Europea”, unos valores que, a su juicio, “están enterrados en el barro de Idomeni”