Compartir

Este fin de semana BIOPARC Valencia se convierte en portavoz de la conservación y el bienestar animal con actividades lúdico-formativas y solidarias que compartir con todas aquellas personas que quieran acercarse al parque.

El año2018, el “Año del Pájaro”, pretende ser un punto de inflexión en la celebración del Día Mundial de las Aves Migratorias con “La unificación de nuestras voces para la Conservación de las Aves”, ya que, por primera vez, se incorporan las principales rutas migratorias del planeta y se establecen dos días de celebración, el segundo sábado de mayo y octubre. Esta conmemoración internacional se propone llegar a un público más amplio y amplificar su mensaje para la conservación de aves, aumentando el nivel de conocimiento sobre las amenazas a las que se enfrentan estos animales y reforzando la educación y la sensibilización sobre la necesidad de proteger a las aves migratorias y sus hábitats en todas partes del mundo.

BIOPARC se suma a esta iniciativa y este sábado 12 de mayo se desarrollarán dos actividades lúdico-formativas de 12 h a 13.45h para todos los visitantes que quieran participar: el juego “Las rutas migratorias” en el Teatro y la manualidad “Crea tu máscara de cigüeña”. Además habrá carteles informativos en los recintos de las aves migratorias como complemento a la visita.

El domingo 13 de mayo a las 11.30h en la plaza exterior del parque y abierto al público, se celebrará el 12º Desfile solidario AUPA/BIOPARC para potenciar la adopción de perros abandonados.

Un evento solidario que nos acerca a muchos perros que buscan una “segunda oportunidad” y un hogar para toda la vida. En esta ocasión, entre unos 40 perros que se desplazarán desde la protectora AUPA (Adopta un perro abandonado), veremos desfilar a algunos como Pingui que llegó al refugio con su mamá, su hermano y dos hermanas y están vivos de milagro porque alguien los había tirado a todos a una acequia; Khan, de 8 años que, tras superar el trauma de haber sido maltratado, le encanta recibir mimos y jugar con otros perros; Tango, el “modelo” del cartel de esta edición, que es guapo, bueno y muy listo; Zita, de 18 meses, que cuando la abandonaron pasó mucha hambre y fue recogida muy delgada, se ha convertido en una perrita muy alegre, juguetona y sociable; Tokyo, que lo ataron a una valla después de haberlo utilizado de sparring, ahora está recuperando y sólo necesita tiempo y muchos mimos para olvidar la maldad humana.