Compartir

Los driles (Mandrillus leucophaeus) son uno de los primates más amenazados de África. Este bebé, del que todavía se desconoce el sexo, es hijo del macho Rafiki y la hembra Abuja y nace dentro del Programa Europeo de Conservación de Especies Amenazadas (EEP). El grupo reproductor valenciano está formado por dos hembras adultas y un macho que viven con los hijos nacidos de cada una de las hembras. BIOPARC Valencia es uno de los tres recintos españoles donde podemos acercarnos a conocer esta especie y el único que se encuentra en un hábitat “multiespecie” donde convive con sitatungas, hipopótamos pigmeos, talapoínes y gansos del Nilo.

De tamaño mediano, los driles presentan un evidente dimorfismo sexual, siendo el macho muy llamativo. De imponente porte y prominentes colmillos, su cara negra que parece una máscara, destaca sobre el pelaje marrón grisáceo teñido de verde aceituna. Desarrolla una “corona” que le asemeja a un león y unos vivos colores azul púrpura en las nalgas y rojo intenso bajo del labio y en la zona genital. El hombre es su mayor depredador seguido por el águila coronada y el leopardo. Los driles habitan al oeste de África central y suelen vivir en selvas y bosques en grupos formados por un macho y hasta 20 hembras con sus crías. Son omnívoros y se alimentan principalmente de tubérculos, raíces y brotes vegetales que complementan con gusanos, ranas, lagartijas y pequeños mamíferos. Sus gestaciones duran alrededor de los 180 días y su esperanza de vida está alrededor de los 28 años.