Compartir

La concejala de Bienestar Animal, Glòria
Tello, ha recibido de manos del presidente del Colegio de Veterinarios de
Valencia, Francisco Miguel Beltrán Andreu, 20 lectores de microchips que se
utilizarán en las campañas de identificación de perros en la ciudad. “Agradecemos
esta colaboración permanente que hemos establecido y que nos ha permitido
trabajar conjuntamente en otras tres campañas previas. Toda ayuda que sume a
nuestras políticas de bienestar animal es muy bien recibida”, ha afirmado
Tello.

El microchip es el método más eficaz para
encontrar un animal que se ha perdido o ha sido robado y sirve además para
reducir las cifras de abandono de animales y para combatir el tráfico ilegal.
También permite hacer un control sobre el cumplimiento por parte de las personas
cuidadoras de todas las obligaciones que tienen respecto a los animales. Por
otra parte, hacen posible la actuación inmediata de las administraciones ante
casos de enfermedades o plagas.

En nuestra ciudad, la implantación de
microchips es obligatoria desde el año 1994 (Ley 4/1994, de 8 de julio, de la
Generalitat, y Decreto 158/1996, de 13 de agosto); los veterinarios autorizados
son las personas encargadas de implantarlos para que los datos pasen a formar
parte del RIVIA, un registro oficial para la inscripción de los animales con
carácter supramunicipal.

La Policía Local se encarga de forma
periódica de comprobar que los animales están identificados con diversas
campañas. Bienestar Animal le hará llegar los 20 lectores de microchips para
facilitar esa labor. “Esta donación del Colegio de Veterinarios nos resulta de
gran utilidad. Su colaboración es frecuente en campañas de sensibilización para
evitar abandonos de animales y también sobre tenencia responsable e
identificación de animales”, ha destacado Tello.