Compartir

1En el 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare (una efeméride que comparte con nuestro Ce

En el 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare (una efeméride que comparte con nuestro Cervantes) es ineludible referirse a una polémica tan antigua y prolija como interesante, a poco que uno se deje cautivar por los cotilleos literarios. En la grandeza de sus obras, su 'Hamlet', su 'Rey Lear', quizás importen poco los debates biográficos. Y, sin embargo, la controversia es un asunto nacional en Gran Bretaña: frente a la ortodoxia de la Academia, que defiende la existencia del autor de Stratford, desde el siglo XVIII han existido 'anti-stratfodianos', muchos de ellos eminentes: Mark Twain, Walt Whitman, Sigmund Freud…Según la biografía oficial, el llamado 'Bardo de Avon' nació en Stratford en 1564. Su bautismo está documentado, así como su muerte el 23 de abril de 1616, con casi 52 años. Hijo de un comerciante de buena posición, con poco más de 20 años inició su carrera en el teatro en Londres, donde obtuvo un gran éxito y llegó a poseer una compañía, Lord Chamberlain's Men, posteriormente Kins's Men. Se casó con Anne Hathaway, con quien tuvo tres hijos. Más allá de estos hechos, la escasez de documentos que detallen su vida o su obra, así como sus relaciones, han dado lugar a todo tipo de especulaciones. Pero, si las obras de Shakespeare no fueron de Shakespeare, ¿de quién pudieron ser? Francis Bacon:Una investigación del profesor James Wilmot en 1785 deja caer por primera vez esta posibilidad que posteriormente se popularizó: William Shakespeare habría sido en realidad en pseudónimo del filósofo inglés, y en el nombre podría incluso ocultarse una clave masónica. Para esta corriente el Shakespeare de Stratford, si bien existió, no es sino un hombre de paja para ocultar la verdadera identidad del autor. No obstante parce difícil sostener que el eminente filósofo pudiera hacerse cargo de toda la obra de Shakespeare y además de la suya propia.

Atrás