Compartir

Madrid, 23 feb (EFE).- El negocio de la música en vivo en España está relativamente de enhorabuena tras años de pérdidas, al haber encadenado un segundo año de ganancias y facturar un 12,1 por ciento más en 2015, como subrayan sus responsables, “pese al tramo más alto de IVA”, al que tributan las entradas de conciertos.

Este es el dato más destacado del “VII Anuario de la Música en Vivo”, al que ha tenido acceso Efe antes de su presentación esta mañana en Madrid por parte de la Asociación de Promotores Musicales (APM), cuyos miembros engloban el 80 por ciento de la actividad del directo en este país.

Estos achacan el crecimiento a la consolidación de festivales y a grandes giras internacionales como la de AC/DC, con tres conciertos en España en 2015. Este tipo de citas multitudinarias había remitido su presencia en el país por la dificultad de los promotores nacionales de presentar ofertas competitivas a artistas extranjeros frente al resto del entorno europeo, con un IVA más bajo. EFE