Compartir

Barcelona, 14 dic (EFE).- El ingenio y la ironía de Oscar Wilde llegará el próximo 16 de diciembre al Teatro Akadèmia de Barcelona con “La importància de ser Frank”, una comedia romántica sobre el enamoramiento y la mirada de la sociedad sobre las relaciones amorosas.

La capacidad del autor irlandés para abordar el deseo sexual con un “lenguaje exquisito” y de “llevar los instintos más primarios a un lugar celestial” es el aspecto de la obra que más ha interesado al director del montaje, Emilià Carilla, según ha explicado hoy en rueda de prensa.

La vitalidad de los personajes y del texto es otra de las características de Oscar Wilde que Carilla ha subrayado con una puesta en escena “trepidante”, según la directora artística del Teatro Akadèmia, Mercè Managuerra.

“La Importància de ser Frank” se desarrolla a través del personaje de Jack, que inventa un personaje ficticio, Frank, para poder ir a divertirse a la ciudad y huir de su vida tranquila y respetable en el campo.

El título original de la obra es “The Importance of Being Earnest”, pero la traducción catalana ha modificado el nombre del protagonista porque en inglés Earnest es un nombre propio, pero también un adjetivo que significa serio, algo que también pasa con Frank, que significa franco en catalán.

“El objetivo del Teatro Akadèmia es acercar los clásicos a la sensibilidad de nuestros días, pero lo hacemos cuidando las traducciones y los textos más que buscando la innovación en sí misma”, ha aclarado Managuerra.

El lenguaje es un elemento esencial en las obras de Oscar Wilde, que rezuman “gusto por la palabra” y una “artificiosidad que no es baladí”, según el actor Jordi Vaqué.

La sofisticación propia de Wilde ha sido “demasiado a menudo entendida como una frivolidad” cuando “en realidad esconde muchas cosas”, según el director.

En su opinión, “también hoy en día escondemos muchas cosas tras las palabras”, algo que Wilde enriquece con una fina ironía que le permite “atacar a la sociedad burguesa de su época, y de nuestra época, sin ensuciarse las manos”.

“La ironía es la manera elevada de no entrar en el enfrentamiento frontal. El ingenio esquiva la violencia”, ha añadido Emilià Carilla, enamorado de la obra de Wilde.

La directora artística del teatro cree que “en esta sociedad en decadencia en la que vivimos” es necesario “buscar la perspectiva del humor, sobretodo en Navidad”.

Por esta razón ha elegido dos obras muy humanas y llenas de humor para las fechas navideñas: “La importància de ser Frank” y “Els clàssics van al cabaret”.

Este segundo montaje es un espectáculo musical que busca divertir y provocar al público, al más puro estilo berlinés, según su directora, Andrea Segura.

La idea nació de las canciones más frívolas y picantes de Arnold Schönberg, un autor considerado “culto” y que, sin embargo, cruzó la línea del cabaré en sus composiciones de principios del pasado siglo.

Estos temas llevaron a los autores a buscar obras para piano con el mismo espíritu y las encontraron en Satie, Debussy, Stravinsky, Ravel y Hindemith.

“Hemos querido borrar o mostrar la imprecisión de las fronteras que supuestamente separan la música clásica de otras músicas”, ha aclarado el pianista Josep Colom, que ha seleccionado las piezas junto a la cantante y también pianista Uma Ysamat.EFE