Compartir

Para la directora artística de la feria, Karina Salguero, la cita “ha sido conceptualizada como un homenaje al acto de la lectura en todos sus formatos: discursos visuales, textos literarios, periodísticos y toda la diversidad de géneros”.

“Abrimos espacios en lugar de cerrarlos, hemos dado voz y presencia a los esfuerzos de las editoriales consolidadas, a las independientes, a los que construyen su carrera a partir de la autogestión”, añadió.

México es el invitado de honor de esta edición y contará con un espacio de exhibición de 160 metros cuadrados para mostrar lo mejor y más novedoso de su literatura y poesía, aunque también aportará la presencia de expertos en fotografía, historia y antropología, quienes brindarán talleres gratuitos.

La delegación mexicana estará integrada por 48 autores y artistas, entre los que destacan Mario Bellatín, Alejandro Da Jandra y el humorista gráfico Rius.

Más de 40.000 libros estarán a disposición de los asistentes en 90 puestos de exhibición hasta el 1 de septiembre, en un área de 3.000 metros cuadrados en las instalaciones de la Antigua Aduana, en el centro de San José.

Además de México, la Feria Internacional del Libro de Costa Rica reunirá a 25 autores y editoriales de España, Nicaragua, Guatemala, Argentina, El Salvador y Chile, se informó.

La entrada a la FIL será gratuita este año y se le dará la oportunidad a los asistentes de dejar un libro para que alguien más lo recoja, sin costo alguno, y de esta forma propiciar un intercambio de textos entre aquellos que no tengan dinero para comprar un libro.

El objetivo de los organizadores es superar “por mucho” los 30.000 asistentes registrados en la feria del año pasado, y que este crecimiento se de especialmente entre la población joven.