Compartir

Con motivo del centenario de su nacimiento, la UIMP acoge el encuentro “Ataúlfo Argenta: una batuta centenaria”, que ha sido inaugurado hoy por el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y por su director, el periodista y escritor Jesús Ruiz Mantilla.

Ruiz Mantilla ha destacado que Ataúlfo Argenta fue “uno de los grandes directores europeos” y “universales” de su época.

Este periodista, que al igual que Ataúlfo Argenta es cántabro (nació en Santander), ha señalado que no le gusta reducir la figura del director y músico por razón de su origen, pues su dimensión fue más allá y trascendió, incluso, a Europa.

“Estuvo a punto de firmar un contrato como el director vivo mejor pagado de su época en Estados Unidos”, ha ilustrado Ruiz Mantilla, que ha subrayado que, en esos términos, Ataúlfo Argenta estuvo “más reconocido” que Herbert von Karajan o Leonard Bernstein.

A su juicio, si Ataúlfo Argenta, que falleció a los 44 años en un accidente, hubiera tenido una vida más larga, habría estado “a ese nivel estratosférico”.

El periodista, que ha comisariado la muestra sobre Ataúlfo Argenta instalada en la Plaza Porticada, en pleno centro de Santander, resalta que fue un director “absolutamente pionero” y “visionario”, que marcó las pautas de lo que actualmente es esta disciplina.

“Hace cincuenta años ya sabía por qué camino tenía que ir la dirección de orquesta, y lo que hoy se reivindica como los atributos de un director de orquesta él ya lo ponía en práctica”, comenta Ruiz Mantilla, que considera a Ataúlfo Argenta “un genio visionario” con “una audacia fuera de lo común”.

Aunque cree que este músico ha estado suficiente reconocido por el público, afirma que ahora es cuando empieza a ser ensalzado por las instituciones.

Para Ruiz Mantilla, la conmemoración de este centenario debería servir “para hacer una redimensión” y “una puesta en valor” de su figura en el presente.

En Santander se ha comenzado ese camino y se va a poner el nombre del compositor castreño a una calle, la de General Mola, que cambiará así su denominación.

El alcalde de la ciudad ha anunciado hoy que está previsto que esta semana la comisión de Cultura del Ayuntamiento apruebe ese primer cambio del nombre de una calle en Santander, con la idea de que el próximo pleno, este mismo mes, dé el visto bueno definitivo.

Será un reconocimiento de la capital de Cantabria a Ataúlfo Argenta, un “genio de la música” que, según el alcalde, tuvo carácter pionero y difundió a compositores “no tan escuchados” y “adelantados a su tiempo”.

En la inauguración del foro también han hablado el vicerrector de Extensión Universitaria de la UIMP, Ignacio Ahumada, y la presidenta de la Asociación Cultural Plaza Porticada, Elena García Botín, que colabora con este foro.

García Botín ha ensalzado a Ataúlfo Argenta como “un cántabro universal”, cuya muerte temprana no permitió alcanzar las cotas artísticas y las responsabilidades a las que estaba llamado.

Este encuentro de la UIMP contará con el hijo del director y compositor, Fernando Argenta, que acercará su lado más íntimo, y también con la mezzosoprano Teresa Berganza, el pianista Joaquín Achúcarro y el director de orquesta y del Festival Internacional de Santander (FIS), Jaime Martín.