Compartir

“Si soy sincero, realmente la aportación que tenía 'Míguel' -así, con acento en la i- era desde hacía 12 años nula, cero. Ya no aportaba a la hora de la composición, e incluso en los conciertos. Yo me hubiera ido entonces pero él seguía por el tema de la imagen”, explica Martín.

Mañana, Camela, es decir “Dioni”, nombre por el que se le conoce, y María Ángeles Muñoz, actuarán, junto a otros grupos como Alazán, Los Calis, La Húngara o Los Chunguitos, en el concierto “La Alegría del Verano”, organizado por Radiolé en Leganés.

Será la segunda vez que participen en este concierto, pero su debut como dúo.

Para Martín esta vez va a ser “incluso mejor” y para que así sea se ha propuesto, a través de su cuenta de “Tuiti”, como llama él con guasa a la red social Twitter, que sus seguidores, con sus mensajes, logren ese día convertirles en “tendencia” con la etiqueta #ConciertoRadioleLeganes.

Pese a que muchos predijeron que el fin de Camela estaba cerca, la banda, nacida en los años 90 en el barrio San Cristóbal de los Ángeles de Madrid, sigue “más viva que nunca” gracias a las composiciones de María Ángeles y el hijo de Dioni, Rubén.

Sin embargo, admite, algunos seguidores se sintieron “frustrados” y “dolidos” con la marcha de Cabrera, “vendida” por su discográfica como un “punto y aparte”.

“Es un punto final”, subraya Dioni, porque si regresara, dice, sería tener en el grupo a una persona “sin ninguna aportación musical” y subraya que sus seguidores ya miran “por el lado positivo” su transformación en dúo porque la alternativa habría sido “desaparecer”.

El cantante aprovecha para recalcar que “en su día” también se dijo que Cabrera había sido el fundador de Camela: “y no -puntualiza-. Fuimos Ángeles y yo, y 'Míguel' llegó mucho más tarde”.

Este verano Camela recorrerá España con su último trabajo, “La magia del amor”, aunque ya están inmersos en los preparativos de su próximo disco que, pese a que estaba previsto que saliera esta primavera, finalmente verá la luz “o a finales de verano o principios del año que viene”.

Lo que el cantante madrileño garantiza es que Camela seguirá siendo lo que “quiere la gente”: “Y se lo vamos a seguir dando después de 20 años, con la misma personalidad que tenemos musicalmente a la hora de sonar, con nuestras canciones, que para nosotros son 'historias'. Lo importante es seguir con nuestro sello personal”.

Después de éxitos como “amor.com”, “Se ciega por amor” o “Corazón indomable”, el dúo ha tenido que “ajustarse” a la situación actual del mundo de la música para poder seguir adelante pero, precisa, quien lo tiene más difícil es “la juventud” que “está saliendo ahora en la música”.

“Las criaturas lo tienen muy difícil pero siempre los animo. Llevo un año por 'tuiti' y es increíble la cantidad de vídeos que me envían. Y hay gente con talento y yo les doy mi experiencia y mi humildad y los animo diciéndoles que no tiren la toalla si realmente creen en ellos”.

Palabras de apoyo que coinciden con la actitud que ha tenido este grupo a lo largo de su trayectoria, recordando que se dieron a conocer por ser el grupo que más vendía en las gasolineras de España.

“Me siento orgulloso por lo que he hecho en estos 20 años. He visto a la gente cantar, bailar o llorar y eso es lo que me va a quedar el día de mañana”, ha concluido.

Pilar Martín.