Compartir

Efectivamente, el montaje que se ha presentado esta noche en el espacio escénico de la Antigua Universidad Renacentista es una versión libérrima de la tragedia shakesperiana cuyo texto ha sido sometido a una concienzuda labor de poda.

Y es que lo esencial en este caso no es la locura del rey ni la mentira como medio para conseguir sus fines que practican sus hijas. Aquí de lo que se trata es de llevar al espectador al terreno de los conflictos familiares, más cercanos a nuestro día a día.

De ahí que cuando el público accede al patio de butacas se encuentre con el anciano monarca en el lecho y a sus hijas turnándose solícitamente para velarlo.

El sosiego de la escena lo completa “La vie en rose” que suena de fondo. Es la calma que precede a la tempestad.

Gamboa quizá quería que el alcance de esta tormenta se quedara en el ámbito familiar. Sin embargo, el drama plantea preguntas acerca de los resultados que comportan la adulación o la sinceridad que son universales y que siguen vigentes cuatro siglos después de que fuera escrito. Tal es la grandeza de Shakespeare.

“Lear” es una producción de ABAO Teatro y ha sido adaptado por Pepa Gamboa y Antonio Marín.

Roberto Quintana encarna al viejo rey y María Cabeza de Vaca, Amparo Marín y Marí Paz Sagayo a sus hijas.

El aforo de la Antigua Universidad Renacentista se completó para asistir a este estreno.