Compartir

El Ejecutivo encargará a una empresa especializada que estudie la estructura del inmueble y su capacidad de acoger los usos museográficos previstos.

Y a la par, la Dirección General de Cultura ha iniciado un proceso de consulta con expertos para diseñar el contenido del museo.

Una vez reunida toda esa información, el Ejecutivo autonómico sacará a concurso el proyecto, en el que se podrá concretar ya la inversión y los plazos necesarios para acometer las obras.

El presidente cántabro, Ignacio Diego, ha explicado hoy este proceso coincidiendo con el acto de entrega de las llaves del edificio, que ha recibido de manos de la subsecretaria del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Pilar Platero.

Según asegura, este museo consolidará a la comunidad autónoma como “referente” del arte rupestre y prehistórico, al tiempo que contribuirá a la “rehabilitación comercial y hostelera” del centro de Santander.

Este futuro museo formará parte del “anillo cultural” de la ciudad, un foco de atracción en el que se concentrarán el Centro de Arte Botín, los centros de interpretación de las antiguas murallas, de los diques y de la Catedral, y el Museo de Prehistoria abierto al público hace dos semanas en el Mercado del Este.