Compartir

Se trata de un espectáculo que es un canto “a la palabra y a la poesía”, según ha dicho hoy su director, José María Pou.

Mérida acogerá mañana el estreno mundial de “Fuegos”, de Yourcenar, una coproducción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y del Teatre Romea de Barcelona.

Pou, que ha actuado una docena de veces en Mérida, la primera hace 41 años, acude por primera vez como director con una obra que siempre consideró que era para leer y releer con calma y no para llevar a un escenario.

El reto era transformar a tres dimensiones la belleza de los textos y mantener viva la poesía, según Pou, que se ha mostrado hoy “encantado” con el resultado en la rueda de presentación de la obra.

El espectáculo ha escogido tres de los personajes históricos de “Fuegos” de los que se sirve Yourcenar para expresar su desamparo amoroso y hacer “casi un exorcismo”, un “psicodrama”: María Magdalena (Guillén Cuervo), Clitemnestra (Nathalie Poza) y Safo (Ana Torrent).

A su vez, Marc Rosich, responsable de la dramaturgia, ha puesto en boca de Machi (Yourcenar) reflexiones de la escritora francesa extraídas de cartas, entrevistas y libros.

Yourcenar es la protagonista de la función, por sí misma y “travestida” en otros tres personajes, según Pou, que ha considerado que es una obra femenina, pero no feminista.

De la misma opinión es Machi, que al igual que sus compañeras ha expresado el “vértigo” que sienten ante el estreno de la obra, en la que todas, a su juicio, interpretan a Yourcenar.

Machi y Torrent debutarán en el Teatro Romano, donde repetirá Poza y por el que pasará por tercera vez en su vida Guillén Cuervo. En la primera, ha recordado hoy, tenía cinco años e hizo de paje en “Julio César”.

Pou ha considerado que la sencilla escenografía de Sebastiá Brosa es una “pequeña joya”, un mini jardín japonés, que no disimula el poder de la palabra.

El director del certamen, Jesús Cimarro, ha subrayado que la obra, teatro en estado puro, está “muy bien vestida” por el modisto Lorenzo Caprile.

Pou ha manifestado que este trabajo cierra un círculo para él en Mérida, ya que en 1998 no pudo hacer “Memorias de Adriano”, de la misma autora, que finalmente interpretó José Sancho.

El coproductor, Jordi González, del Teatre Romea, ha señalado que los derechos de la obra se ha conseguido gracias al trabajo que se hizo con “Memorias de Adriano” y a que el director era Pou.