Compartir

La temporada 2018/2019 será la primera donde los partidos se disputarán en el Antonio Puchades. En ese sentido, el club ha puesto a disposición de los aficionados un abono por 30€, aunque para aquellos que sean abonados del masculino, se les aplicará una rebaja hasta los 20€. Se podrán empezar a adquirir a partir del 13 de agosto, hasta el 30 de septiembre. A partir del mismo día 13, también se podrán comprar las camisetas de las jugadoras en las tiendas oficiales del club.

La sorpresa del día venía marcada por el regreso de Naiara Beristain, jugadora que estuvo ya en el club en la temporada 2014/15 y 2015/16. La vizcaína ha declarado estar «ilusionada» con su regreso y «con ganas de competir». Nos reconocía personalmente que todavía no había podido hablar con sus compañeras y que, aunque solo sigan cinco de las jugadoras con las que coincidió, «siguen teniendo el mismo espíritu y el mismo juego», motivo por el que ha vuelto.

La estadounidense de origen mexicano Mónica Flores, quiso destacar que el objetivo del equipo debía de «estar en lo alto de la tabla» y que para ello deberían «ganar partidos». Una jugadora que puede aportar en la faceta defensiva y a la que le gusta tener la posesión del balón.

Por otra parte, Zenatha Coleman asegura estar entrenando para «adaptarse al equipo y poder jugar mejor para ser una jugadora importante en el club». La jugadora ya ha hablado con Mari Paz Vilas con la que ha tenido pequeñas conversaciones.

La última de las incorporaciones de este verano Jucinara Soares ha dicho que «el Valencia es un gran club» y cree que «va a ser un gran año». También ha admitido que en su decisión Joyce Maglhaes ha tenido mucho que ver, ya que le ha hablado muy bien del club y le ha dejado «buenas senaciones». Sobre sus características: «me van a ver un poquito más por la banda y llegando mucho en el ataque.

Tras las jugadoras, le llegaba el turno al entrenador Óscar Suárez. Reconoce que «hay cambios evidentes a nivel de estructura», los humanos que «los seguimos teniendo» y «una mejora de las estructuras, de apoyos, de logística…». Pese a que el equipo está en construcción a las jugadoras les pide que sean «valientes a la hora de tener el balón, intentar ser protagonistas. El fútbol son 90 minutos y mejor si somos protagonistas.» Cuando se pierda el balón «ser intensos arriba con el balón en campo contrario». El objetivo del club debe de ser «mejorar los registros anteriores y pelear con los más grandes».