Compartir

La Conselleria de Sanidad Universal i Salud Pública, según las predicciones del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo CEAM, ha activado para este jueves la alerta sanitaria por nivel alto o naranja (temperaturas que podrían superar los 39º) en 40 municipios de la Comunitat Valenciana. Asimismo, la previsión para mañana es que se mantenga la alerta en dichas zonas.

Se activa la alerta en las zona climatológica 5 que corresponde a las comarcas de Els Ports, Alt Maestrat, Alcalatén y Racó d'Ademús. Las poblaciones que conforman esta zona son: Castellfort, Portell de Morella, Vilafranca, Vistabella del Maestrat, Caserios altos de Alpuente y La Yesa, Castielfabib alto (El Hontanar), Puebla de San Miguel, Vallanca y Negrón.

Por otro lado, se activa también la alerta sanitaria en la zona climatológica 17 que corresponde a las comarcas de La Ribera Alta, La Costera y La Vall d'Albaida (únicamente Bellús).

Los municipios que la conforman la zona 17 son: Alcàntera de Xuquer, Alcúdia de Crespins, Antella, Barxeta, Bellús, Beneixida, Canals, Càrcer, Cerdà, Cotes, Estubeny, Gavarda, Genovés, L'Ènova, La Granja de la Costera, La Pobla Llarga, Llanera de Ranes, Lloc Nou del Fenollet, La Llosa de Ranes, Manuel, Novetlé, Rafelguaraf, Rotgla i Corberà, Sant Joanet, Sellent, Senyera, Torrella, Vallés, Vilanova de Castelló, Xàtiva.

Asimismo, los municipios comprendidos en cada zona se encuentran detallados en el enlace siguiente: consultar aquí

Al producirse este aumento de temperaturas, se han activado las medidas para transmitir las recomendaciones de cara a prevenir los efectos del calor en la salud, en los colectivos más vulnerables, especialmente personas mayores, enfermos crónicos, personas socialmente aisladas, personas que trabajan en ambientes expuestos al calor y niños.

Se recomienda evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día, también se recomienda utilizar ropa holgada, ligera y de colores claros y protegerse la cabeza con una gorra o sombrero.

En el hogar se aconseja cerrar las persianas y bajar los toldos en las fachadas expuestas al sol y situarse en las zonas más frescas de la casa.

Por último, se insta a la población a beber bastante agua y con frecuencia, aunque no se tenga sed, evitar el exceso de alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas copiosas y calientes y decantarse por platos fríos, frutas y verduras frescas.