Compartir

Se trata de un programa que permite a los especialistas del hospital realizar tanto prescripciones farmacológicas y nutricionales de los pacientes ingresados como de aquellos atendidos en el servicio de Urgencias. Además, ofrece a los profesionales toda la información clínica referente tanto a su hospitalización como de atención primaria.

De esta manera, se logra que ambos procesos, el de la prescripción informatizada de medicamentos y el de la dispensación intrahospitalaria estén totalmente integrados de forma informática, lo que aumenta la efectividad y seguridad de los mismos.

La prescripción de medicamentos en los hospitales es un procedimiento muy complejo y altamente especializado, que requiere de un estricto sistema de revisión y control para alcanzar los mejores resultados terapéuticos con los menores riesgos posibles.

Los farmacéuticos especialistas del hospital revisan diariamente los más de 200 tratamientos que se prescriben, en un proceso de validación continuo.

Con este sistema, se evita el paso intermedio de tener que imprimir el documento de prescripción de la medicación y llevarlo en mano hasta el servicio de Farmacia para su validación, lo que aumenta la seguridad y la efectividad.

El logro del hospital de Gandia ha consistido en conseguir que tras la validación farmacéutica, las prescripciones pasen directamente a los dispositivos mecánicos que se utilizan para el almacenamiento y la preparación de los tratamientos, para más tarde ser enviados a las unidades clínicas mediante el sistema de dosis unitarias.

Con ello, el hospital Francesc de Borja se convierte en un referente en cuanto a la alta tecnología utilizada en el proceso fármaco-terapéutico. La complejidad del proceso ha involucrado tanto al servicio de Informática como a los diferentes servicios clínicos del hospital, y supone una facilitación y mejora en la coordinación de los profesionales médicos, farmacéuticos y de enfermería en su labor asistencial.