Compartir

El Hospital Universitario de La Ribera está participando en la elaboración de un protocolo europeo sobre la Embolización Arterial Rectal, un procedimiento mínimamente invasivo que elimina las hemorroides sin necesidad de utilizar el bisturí, lo que minimiza las complicaciones asociadas a la cirugía tradicional.

Solo tres hospitales aplican este avanzado procedimiento en España, siendo el de La Ribera el que mayor número de intervenciones ha realizado con esta técnica a nivel nacional.

De esta forma, la red internacional que está elaborando el protocolo está integrada, además de por el Hospital de Alzira, por los centros hospitalarios españoles Fundación Jiménez Díaz y Hospital de Dénia y los italianos San Camillo en Roma, Santa Maria Della Misericordia de Perugia y Sant Andrea en la ciudad de La Spezia.

Para la elaboración de este protocolo europeo, representantes de todos los hospitales participantes se han reunido recientemente en Madrid, para poner en común las diferentes normas y procedimientos preoperatorios que se siguen en sus centros. A esta primera reunión han asistido, por parte del Hospital de la Ribera, María Dolores Ferrer y Enrique Esteban, radiólogos vasculares intervencionistas, y Francisco Javier Blanco, cirujano digestivo.

Según ha destacado Esteban, “para los profesionales sanitarios es fundamental contar con un protocolo de consenso que unifique criterios clínicos. Así, el objetivo de este grupo de trabajo europeo es recoger, de forma clara y exhaustiva, todos los procedimientos que deben seguirse para la aplicación de esta técnica relacionados con aspectos como la selección de pacientes, los materiales utilizados, los puntos de punción o la preparación de la operación”.

Está previsto que, a lo largo de 2018, continúen las reuniones entre estos especialistas, que culminarán con la elaboración de un protocolo donde se recojan todos los estándares de calidad y seguridad de esta técnica.

Embolización arterial rectal

La embolización arterial rectal es un procedimiento mínimamente invasivo e indoloro que seca la hemorroide en lugar de extirparla con el bisturí. Para ello, el radiólogo vascular intervencionista localiza, por medio de un catéter, las arterias que alimentan la hemorroide y las obstruye mediante unas espirales metálicas que reducen el flujo de sangre, lo que provoca que la hemorroide acabe secándose.

De esta forma, se minimizan las complicaciones asociadas a la cirugía tradicional, como el sangrado o la necesidad de curas diarias; se acorta el periodo de convalecencia, permitiendo la reincorporación de la persona intervenida a su vida diaria 24 horas después de la operación, y se aumenta la calidad de vida del paciente.

Además, al no haber cirugía rectal ni ningún tipo de manipulación anal, se evita la posibilidad de traumatismo anorrectal, la aparición de fisuras, estenosis (estrechamiento) o incontinencia posterior.

Según el Esteban, “la embolización hemorroidal será, sin duda, en un futuro, la técnica más recomendada en los foros médicos nacionales e internacionales, para el tratamiento de las hemorroides”.

De hecho, especialistas del Hospital de La Ribera ya han presentado esta técnica en reuniones nacionales, como la de la Asociación Española de Coloproctología celebrada en mayo de este año en Bilbao y a la que ha asistido María Dolores Ferrer, y será uno de los temas más innovadores que se abordarán, de la mano del centro alcireño, en la 'European Conference on Embolotherapy 2019', que se celebrará en el Palacio de Congresos de Valencia del 26 al 29 de junio del próximo año.

Congreso internacional en València

En este sentido, cabe destacar que València ha sido elegida sede de esta Conferencia por la 'Cardiovascular and Interventional Radiological Society of Europe' (Sociedad Europea de Radiología Cardiovascular e Intervencionista), a instancias del Servicio de Radiología Vascular e Intervencionista del Hospital de La Ribera.
Enrique Esteban es miembro del Comité Científico de este Congreso, considerado como el más prestigioso del mundo en el campo de la embolización y al que se prevé la asistencia de más de un millar de especialistas de todo el mundo.