Compartir

Jesús Oliva no será el entrenador
del Valencia en la temporada 2018/2019, primera reacción después de la
eliminación en cuartos de final de la Copa de la Reina. Es cierto que fue ante
el campeón de Liga de los dos últimos años, pero es la primera vez que sucede en
esas alturas de la competición desde hace 4 años, es decir, desde la temporada
2013/2014.

La falta de liderazgo de una plantilla
que venía de ser terceras, junto a la falta de entendimiento entre las jugadoras
y el entrenador ha terminado propiciando su no renovación. Destaca el
descontrol técnico-táctico que se lleva viviendo desde principio de temporada.
Un entrenador que, pese a su intento de conseguir cosas importantes, ha
terminado pesándole la temporada anterior y su falta de experiencia a cargo de
un equipo de primer nivel del fútbol femenino.

Así lo demuestran los números, donde llegó a cosechar una racha de 8 partidos sin conseguir la victoria, con solo 4 puntos de 24 posibles. Cierto es que luego le consiguió dar la vuelta a la tortilla, pero no ha sido suficiente para mantener el cargo.

Aire fresco

Ahora se sondean diversos
nombres con el objetivo de hacer funcionar a un grupo humano donde la mayoría
son internacionales o han sido internacionales (incluyo categorías inferiores). En algunos de estos casos, las jugadoras han estado al borde de no renovar como ya ha hecho Ivana Andrés, con este movimiento se intentará revertir esta situación.

Este diario ha podido saber por fuentes externas al club que el
entrenador deseado para suplirle ya ha estado en el Valencia CF
. Se trata de Óscar Suárez, primer
entrenador de la historia del Valencia CF y que podría regresar al banquillo
che la próxima temporada.