Compartir

La
jugadora del Valencia CF, Natalia Gaitán, sufre una distensión en el aductor.
La lesión en una futbolista profesional se estima en 3 semanas entre el tiempo de baja y el de recuperación. Por ello, desde el club son optimistas y la esperan para los cuartos de final de
la Copa de la Reina.

Todo
ocurrió en una desafortunada jugada en el minuto 50. La jugadora sintió
molestias y rápidamente entraron las atenciones médicas del club. Pese a que
salió por su propio pie, los gestos y las lagrimas no transmitían un mensaje
positivo. Unos gestos que cambiaron solamente cuando pasó por las gradas
habilitadas para el público, donde era aplaudida por los aficionados.

En la
rueda de prensa, Jesús Oliva confirmaba que tras unas primeras valoraciones el
problema podía estar en el aductor. Aunque requería de pruebas más exhaustivas
para confirmarlo.

Confirmado
ya el motivo, se descarta una posible recaída de la rotura del ligamento
cruzado de la rodilla derecha, que la dejó en el dique seco desde la
pretemporada, en aquel partido del Cotif, hasta hace escasamente un mes. Pudo ser
este recuerdo el que hizo derramar esas lágrimas a la futbolista.

A
partir de ahora, Gaitán deberá seguir las indicaciones de los médicos para
poder reincorporarse a la dinámica del primer equipo y ayudar a sus compañeras
en la Copa de la Reina el próximo 20 y 23 de mayo.