Compartir

Celta de Vigo y Valencia jugarán mañana sábado, 21 de abril a las 16:15 en el Estadio Municipal de Balaídos. Alberto Undiano Mallenco arbitrará el choque correspondiente a la jornada 34 de la Liga Santander donde el Celta se juega la supervivencia en la lucha por la clasificación europea, que con 44 puntos se sitúa a cuatro puntos de la séptima plaza ocupada por el Sevilla. 

Por su parte, el Valencia tiene prácticamente asegurada su participación en la próxima edición de la Champions. Con sumar 3 puntos en los cinco partidos restantes tendría matemáticamente la cuarta plaza que da acceso automático a la fase de grupos de la competición europea, siempre que el Betis ganase todos los encuentros que le quedan por delante. 

La increíble temporada del Valencia necesita su broche de oro, un regalo a la afición que ha estado en las últimas campañas mediocres de un club que siempre ha estado presente entre los mejores. Quieren afianzar cuanto antes su acceso a Champions después de dos derrotas consecutivas ante Barcelona y Getafe.  El capitán, y uno de los mejores jugadores, Daniel Parejo, no jugará ante el Celta tras su expulsión en el pasado choque ante el getafe por la agresión sin balón que cometió sobre Ángel Molina, además de la baja de José Luis Gayá que cumplirá ciclo. 

UN CELTA IRREGULAR

A los de Unzúe solo les vale ganar. El conjunto de Vigo llega en un momento difícil tras muchas oportunidades de ocupar plazas europeas y desperdiciar la mayoría. 

El Celta ya no depende de sí mismo y su única posibilidad pasa por conseguir un pleno de victorias y esperar a la mala racha de sus competidores. Bajo este contexto se le añade la baja de Iago Aspas que estará de baja entre dos y tres semanas de baja. Una baja importantísima para el club azulón que deberá demostrar que puede conseguir su objetivo superando a rivales sin su ariete.