Quantcast

Cataluña “flexibiliza” criterios para obtener el título de Bachillerato

La Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña ha transmitido una instrucción a los centros educativos que imparten Bachillerato en la que “flexibiliza” criterios de evaluación: estipula que la repetición sea una medida excepcional y que la obtención del título no quede supeditada a la aprobación de todas las materias, pero sí a que la media sea igual o superior al aprobado.

El secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Carles Martínez, ha asegurado este viernes a Europa Press que la medida se ha tomado para “evitar rigidez” en la evaluación de los alumnos de Bachillerato y conseguir que ninguno salga perjudicado.

Martínez ha negado que la decisión reste calidad educativa al programa docente de Bachillerato y que se trate de un aprobado general; en este sentido, ha recordado que los equipos docentes siguen pudiendo hacer repetir a un alumno o denegarle el título de Bachillerato.

“Con estas medidas flexibilizadoras, hacemos que los profesores, que intervienen de manera directa en el centro, valoren caso a caso, alumno a alumno y de forma colegiada, qué hacer, teniendo en cuenta su situación personal”, ha razonado.

Martínez ha explicado que la pandemia puede haber generado serias desigualdades entre alumnos, que esta medida, ha asegurado, busca compensar: “Puedes encontrarte alumnos con dificultades familiares por el Covid, alumnos con problemas de conectividad por cuestiones socioeconómicas. Hay que mirar aspectos como la progresión y la actitud”, ha dicho.

La instrucción llega después de que el Ministerio de Educación publicara unos criterios que permitían modificar los criterios de evaluación dando potestad a las comunidades para ello y la Conselleria los ha modificado con esta instrucción.

DECISIÓN COLEGIADA

La Consejería de Educación modifica “de forma excepcional” los criterios de promoción de primero a segundo de Bachillerato, donde la repetición será excepcional y será adoptada de forma colegiada por el equipo docente en función de la evolución académica del alumno, globalmente valorada, sin que pueda ser considerada como única causa las posibles materias que puedan quedar sin superar –ahora se podía pasar de curso con hasta dos materias suspendidas–.

En el caso de la obtención del título de Bachillerato, los equipos docentes deberán adoptar las decisiones de forma colegiada y se tienen que basar en la evolución del alumno en el conjunto de las materias, su madurez académica y las competencias correspondientes.

El documento establece que la decisión de titulación “no queda supeditada a la no existencia de materias sin superar”, pero para obtenerla es necesaria una cualificación media igual o superior a la requerida para superar cada materia.

“No es una medida ordinaria y que quede para siempre; esperemos que el curso siguiente se pueda realizar con normalidad”, ha zanjado Martínez.

Comentarios de Facebook