lunes, 21 septiembre 2020 9:22

Castilla y León ve “preocupante” la situación de Puebla de Sanabria

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha calificado de “preocupante” la situación de las zonas básicas de salud de Puebla de Sanabria, en Zamora; Nava de la Asunción, en Segovia, y El Burgo de Osma, Soria, si bien ha aclarado que a día de hoy, martes 8 de septiembre, no se puede hablar de transmisión comunitaria.

No obstante, Casado ha asegurado que la Junta de Castilla y León va a llevar a cabo un seguimiento “muy estrecho” de las personas de estas zonas básicas de salud que deben estar aisladas o en periodo de cuarentena.

“Es importante que todas las personas que están en cuarentena por contacto estrecho se queden en su casa, por ellos y por las personas de su entorno”, ha manifestado la consejera de Sanidad que ha aprovechado la ocasión para trasladar el agradecimiento de la Junta de Castilla y León a la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

A preguntas de los periodistas respecto a las medidas que se podrían adoptar en estas tres zonas básicas de salud, Casado ha aclarado que serían drásticas en el caso de que se confirme que hay transmisión comunitaria, algo que, según ha insistido, no ocurre en estos momentos.

En este punto, ha llamado a los vecinos de estas zonas básicas de salud a actuar con responsabilidad individual para contribuir a rebajar el nivel de incidencia de la enfermedad. “Lo importante no es la PCR sino la cuarentena”, ha aclarado asimismo para recordar la importancia de dejar pasar un tiempo para someterse a esas pruebas para evitar “falsos positivos” que lleven a una tranquilidad que no se debe tener.

Casado ha apelado a las tres M (lavado de manos, uso adecuado de la mascarilla y distancia social de metro y medio) como las medidas más útiles para evitar contagios y evitar que haya que imponer restricciones más drásticas en estas tres zonas de salud.

“Nos contagiamos unos a otros, es absolutamente clave”, ha sentenciado la consejera de Sanidad que ha precisado que la incidencia acumulada de casos no es el único criterio que determinará las medidas sino también conocer si hay o no vínculo epidemiológico entre los afectados lo que llevaría a “generalizar más medidas” en estas zonas.