Quantcast

Castilla y León suma más de 2.000 positivos en una jornada con 23 fallecidos

Castilla y León contabiliza un total de 76.972 positivos por coronavirus, de ellos 2.010 nuevos lo que supone el máximo de casos notificados en una jornada desde el inicio de la situación de pandemia y la primera vez que se superan los dos millares, según datos ofrecidos este viernes por la Consejería de Sanidad y recogidos por Europa Press.

Las estadísticas de este viernes registran, asimismo, 23 fallecimientos en hospitales, un registro máximo en este caso para esta segunda ola de la pandemia, ya que en marzo y abril se superó ampliamente esa cifra en muchas jornadas. El total en este ámbito es de 2.670 defunciones, mientras que las altas hospitalarias de pacientes que ingresaron con COVID-19 alcanzan ya las 12.247, tras sumarse otras 115 nuevas.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 517 –36 más– y el número total de casos de la COVID-19 a ellos vinculados asciende a los 3.969, 778 más.

Del total de brotes notificados, 48 corresponden a Ávila –dos menos–, 47 a Burgos –dos más–, 20 a León –mismas cifras que este jueves–, 38 a Palencia –uno más–, 72 a Salamanca –siete más–, 66 a Segovia –cinco más–, 32 a Soria –tres más–, 152 a Valladolid –14 más– y 46 a Zamora –seis más–.

En total, se han diagnosticado ya en la Comunidad 76.972 positivos en COVID-19 en los distintos tipos de pruebas, después de una jornada en la que se han sumado 2.010 más, con lo que se supera el registro más elevado en una jornada que constaba hasta ahora, los 1.429 de este jueves, 22 de octubre.

Según los datos de la Administración regional, 70.393 positivos han sido diagnosticados en test PCR y de antígenos.

LA PROVINCIA DE LEÓN INCORPORA CASI 600 POSITIVOS

Por provincias y en total, Ávila suma 72 positivos más, con un total de 4.724; Burgos suma 372 positivos, con 11.539 en total; León 591 más, hasta 11.550; Palencia 76 más, con 4.946; Salamanca suma 318 más hasta un total de 12.085; Segovia incorpora 55 nuevos positivos hasta los 6.368 en total; Soria añade 23 más hasta 4.067; Valladolid incorpora 381 positivos, hasta 17.000, y Zamora suma 122, hasta los 4.102.

Respecto al número de fallecidos en hospitales con diagnóstico COVID, la cifra total es de 2.670, 23 más que este jueves. La mayor parte se registra en la provincia de Valladolid, con 540 fallecidos –siete más–, seguida por León, con 538 fallecidos –seis más–; a continuación figura Salamanca, con 468 –uno más–; Burgos, con 291 –tres más–; Segovia se sitúa en 233 –los mismos–; Ávila registra 185 –sin variación–, Zamora 158 –cinco más–, Soria 135 –misma cifra– y Palencia 122, –uno más–.

En el caso de las altas, un total de 12.247, se han computado 2.903 en Valladolid; 2.171 en León; en Salamanca 1.926; en Burgos 1.492; en Segovia 1.064; en Ávila 895; en Zamora 662; en Palencia, 586 y en Soria 548.

LOS HOSPITALIZADOS, AL NIVEL DEL 22 DE ABRIL

En cuanto a las hospitalizaciones, permanecen ingresadas con motivo del COVID-19 un total de 1.360 personas –67 más–, una cifra similar a la que se notificaba hace ahora seis meses –1.348 el 22 de abril–. Del total, 1.199 pacientes se encuentran en planta –63 más– y 161 en unidades de críticos –cuatro más que este jueves–.

Los pacientes con COVID-19 en UCI se encuentran repartidos en once hospitales de las distintas provincias y ocupan un 52 por ciento de las camas en unidades de críticos con un ligero descenso de. Así, hay 27 ingresados en el Complejo Asistencial de Salamanca; 26 en el Clínico Universitario de Valladolid, 25 en el Complejo de Burgos, 23 en el de León, 17 en el de Palencia, 16 en el Río Hortega de la capital vallisoletana; seis en el Hospital del Bierzo y en los complejos de Ávila y Zamora, cuatro en el de Soria y dos en el de Segovia.

La ocupación, si se tiene en cuenta el total de enfermos críticos tanto por COVID-19 como por otras patologías, se encuentra en un 95 por ciento de media con respecto a las camas iniciales de las UCI y en un 70 por ciento si se tiene en cuenta las plazas habilitadas para críticos.

SEIS RESIDENTES MÁS FALLECIDOS

Por su parte, la cifra de internos de residencias fallecidos, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, se sitúa en 2.877 –seis más que en el último parte emitido el jueves– en los 1.214 centros de personas mayores tanto públicas como privadas y centros públicos de discapacidad.

De los fallecidos, 1.772 corresponden a casos de positivos confirmados por COVID-19 y otros 1.105, a fallecidos con síntomas compatibles con el virus.

Según los datos facilitados por la Junta, de los 2.877 finados, 1.823 personas han perdido la vida en su residencia o centro, uno más, mientras que cinco personas más han fallecido en el hospital, hasta un total de 1.054.

Un total de 53 residentes se encuentra aislado con síntomas compatibles con el COVID-19, 15 menos que en los datos de este jueves, y 1.250 se encuentran en esa situación de forma preventiva pero sin síntomas, 26 más.

DOS FALLECIDOS MÁS EN RESIDENCIAS GESTIONADAS POR LA JUNTA

En cuanto a los centros bajo la tutela de la Junta de Castilla y León, suman ya 256 fallecimientos tras notificarse dos más en la residencia Francisco Hurtado de Mendoza de Burgos, de ellos 139 con positivo confirmado, mientras que otros 117 han sido con síntomas compatibles. Además, se encuentran hospitalizados 51 residentes –dos más que este jueves–, mientras que se contabilizan 764 usuarios con positivo en COVID-19 confirmado, sin cambios.

Por otro lado, no se registran residentes en aislamiento con síntomas compatibles con el COVID-19, sin cambios, mientras que otros 92 están aislados de forma preventiva sin síntomas, cuatro más.

Comentarios de Facebook