Compartir

 Un informe de la Policía local constata la reducción del índice de siniestralidad en las vías teldenses con respecto al año anterior

El alcohol estuvo presente en 39 de los 1.025 accidentes registrados en 2019

 Telde cerró el ejercicio 2019 con cero fallecidos en las carreteras de titularidad municipal, repitiendo la cifra de 2018 con la que la ciudad obtuvo un reconocimiento en el Congreso Nacional de Movilidad, alabando las acciones en materia de seguridad vial aplicadas por el Ayuntamiento.

El concejal de Seguridad, Agustín Arencibia, destaca que según el informe estadístico elaborado por la Unidad de Atestados y Denuncias de la Policía Local, el número de accidentes en las vías teldenses disminuyó en 2019 con respecto a 2018 en 46. Así, el pasado año las carreteras registraron 1.025 accidentes, mientras que en el ejercicio anterior fueron 1.071.

De los siniestros registrados entre enero y diciembre de 2019, en 653 solo se produjeron daños materiales, mientras que el resto (220) hubo además daños personales. Además, se registraron 36 atropellos y los agentes se personaron en 116 incidentes producidos en las vías a requerimiento de los afectados.

Cabe destacar que en 39 de los casos el consumo de alcohol estuvo implicado en los accidentes.

En contraposición, de los 1071 siniestros de 2018, 695 conllevaron daños materiales únicamente, mientras que 222 implicaron también lesiones. En este año, se produjeron 38 atropellos y en 35 de los casos la tasa de alcohol dio positiva. Finalmente, los agentes intervinieron en 116 incidentes.

Agustín Arencibia resalta de este estudio estadístico que la Policía Local tramitó 38 diligencias por conducción sin el permiso pertinente en 2019, cinco menos que el año anterior. En ese sentido, recuerda que se trata de un delito tipificado por la Ley. También diligenciaron tres denuncias por negarse a someterse al control de alcoholemia y 55 por dar positivo (frente a los dos y los 37 de 2018, respectivamente).

El concejal de Seguridad recuerda que la reducción del índice de siniestralidad en las vías teldenses es fruto de varias acciones impulsadas por el Ayuntamiento de Telde y la Policía Local, como son la mejora de la señalización en las carreteras, la colocación de rotondas en las grandes vías y lengüetas en los pasos de peatones y, entre otras, la reducción del ancho de la calzada, tal como se está realizando en Jinámar. A todo ello hay que sumar la colaboración del cuerpo de seguridad local con la Dirección General de Tráfico en las campañas de control de velocidad –con el radar-, la alcoholemia y el uso del móvil al volante.

También ha sido vital la labor que los agentes desarrollan en los centros educativos con las clases de educación vial, concienciando a los menores sobre la importancia de respetar las normas y prevenir situaciones peligrosas, concluye el edil.