Compartir

Notable asistencia de público y mucha participación la que se vivió el pasado sábado durante el desarrollo de la III edición de las Jornadas “Bajamar y el Mar”, que organizó la Concejalía de Desarrollo Rural y Agrario, que dirige el concejal Antonio Pérez-Godiño, con la colaboración de la Concejalía de Fiestas. La actividad tuvo lugar en el entorno de las “Piscinas de Bajamar”.

El objetivo de esta iniciativa era incrementar el conocimiento del mundo marino, concienciar sobre los problemas medioambientales que afectan al mar y propiciar la protección del medio acuático, divulgando la importancia de la actividad de la pesca en la zona, en relación a su nivel de economía y conservación.

De esta forma, se establecieron seis carpas temáticas que ofrecían diferentes actividades a los asistentes. Se pudo disfrutar del apartado gastronómico en el “Taller de Cocina en Vivo”, así como de una iniciación al buceo y el “snorkel”, en el espacio denominado “El Mar sin Barreras”. Esto último con la colaboración del Club de Actividades Subacuáticas Adaptasub.

Una de las principales atracciones fue la presencia de una sirena (“He visto una sirena”), que posó en un “photocall” con los viandantes, para por la tarde hacer una exhibición y muestra de baño en la piscina, una vez las condiciones del mar permitieron la realización de esta actividad.

La carpa “Este mar ya no me suena” estuvo dedicada a la sensibilización ambiental relacionada con los ecosistemas marinos de Canarias, y especialmente de la costa del término municipal. Contendrá una exposición de especies marinas de la zona y paneles informativos y folletos divulgativos sobre las consecuencias del cambio climático, contando con la colaboración de la Universidad de La Laguna y el patrocinio de Fundación CajaCanarias.

El sector pesquero también tuvo su lugar en estas jornadas. Con el título “La pesca, el oficio de la mar”, se pretende divulgar la actividad de pesca en la zona a nivel de economía y conservación y dar a conocer la labor de la Cofradía de Pescadores. También se ofreció una muestra de útiles y artes de pesca; así como una exposición de póster con imágenes de especiales marinas de la zona y la colocación de un pequeño barco tradicional. Todo ello, con la colaboración de la Cofradía de Pescadores de Nuestra Señora de la Consolación de la Punta del Hidalgo.

Los más pequeños (de más de 3 años), pudieron disfrutar con los juegos de habilidad (simula una pesca) y de identificar peces, especies marinas, etc., que estuvieron ubicados en la carpa destinada al “Juego Infantil de Pesca”.

Por último, se habilitó un “Área de descanso para adultos (mayores de 18 años)”, en el que encontraron una exposición de fotografía submarina”, así como una zona de lectura de prensa y revistas de divulgación, entretenimientos con rompecabezas, etc.