Compartir

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), entidad dependiente del Cabildo de Tenerife, acogerá a 54 estudiantes universitarios de grado y postgrado procedentes de universidades nacionales y extranjeras para realizar prácticas y tareas de colaboración científica con sus investigadores durante este año, principalmente entre los meses de junio a septiembre. 

El Involcan recibió 115 solicitudes, de las que han sido admitidos 54 estudiantes de Angola, Australia, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España, Italia, Reino Unido, República Popular China y Senegal. Los alumnos realizan sus estudios en 40 universidades diferentes de Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España, Italia, Reino Unido y Senegal. 

Las prácticas y tareas de colaboración científica que los estudiantes seleccionados realizarán durante el presente año se encuentran relacionadas con la sismología volcánica, el uso y la aplicación de métodos geofísicos para la exploración geotérmica en superficie, la geoquímica de emanaciones difusas de gases para la vigilancia volcánica, las emisiones fugitivas de metano a la atmósfera por vertederos, el uso y aplicación de sensores ópticos remotos para evaluar la emisión de contaminantes atmosféricos entre otros. Las tareas de campo relacionadas con estas prácticas se desarrollarán en El Hierro, La Palma, Lanzarote y Tenerife. 

De las 54 solicitudes aceptadas, el 92 por ciento se han tramitado a través del programa internacional GeoIntern, que coordina la empresa Británica GeoTenerife, y que gracias al mismo GeoTenerife ha financiado dos becas para estudiantes extranjeros: concretamente procedente de universidades de Estados Unidos y Senegal. GeoTenerife mantiene un acuerdo de colaboración con el Involcan desde el año 2014 cuya finalidad es la de atraer el interés de estudiantes de universidades extranjeras para realizar prácticas y tareas de colaboración científica en Canarias con los investigadores del Involcan.

Este año se han aceptado las cinco solicitudes recibidas de estudiantes procedentes de universidades españolas, mientras que se admitieron un 44 por ciento de las realizadas por estudiantes procedentes de universidades extranjeras. En ese sentido, la finalidad es ofrecer y mantener un programa de formación de calidad, basado en una atención personalizada y un ratio estudiante/investigador aceptable para tal fin.