Compartir

El Cabildo de Tenerife, a través del área Tenerife 2030, instalará 19 puntos nuevos de wifi gratuitos en las localidades con mayor afluencia de turistas, de tal forma que completará la red ya existente de 37 puntos instalada en Adeje, Arona, Puerto de la Cruz y Santiago del Teide. El consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal; el consejero de Turismo, Alberto Bernabé y la concejala de Turismo de Puerto de la Cruz, Dimple Melwani, visitaron hoy [miércoles 14] el paseo de San Telmo, donde está ubicado uno de los puntos gratuitos ubicados en la ciudad turística.

Antonio García Marichal explicó que este proyecto piloto “está funcionando de manera óptima y es precisamente en el Puerto de la Cruz donde tenemos un mayor número de usuarios, con más de 17.500 visitas desde agosto del pasado año. Desde el área de Turismo del Cabildo nos han solicitado ampliarlo en municipios que también reciben un importante número de visitantes a lo largo del año y estamos en la fase de definir las localidades y las localizaciones”.

Alberto Bernabé indicó que la iniciativa “es importante porque trata de mejorar el espacio turístico de la Isla y facilitar los servicios a la ciudadanía. El 63 por ciento de los turistas que visitaron Tenerife en 2016 navegó por Internet durante su estancia en la Isla a través del móvil, principalmente, así como tablet y portátil. Además, a través de este servicio podemos tener datos de los turistas con el objeto de poder mejorar los servicios y productos que ofrecemos durante su estancia”. En ese sentido, el Puerto de la Cruz recibió el año pasado un total de 933.119 turistas, una cifra que supone un 6,5 por ciento más que el año anterior.

Por su parte, Dimple Melwani señaló que el facilitar el acceso a la información de forma gratuita tanto a ciudadanos como a los turistas, es “una ventaja y valor añadido al destino turístico. Hoy en día no podemos vivir ajenos a los avances tecnológicos, este proyecto piloto del Cabildo, va en línea a lo que estamos trabajando a nivel municipal para convertir a Puerto de la Cruz en un destino turístico inteligente, lo que nos permitirá mejorar la experiencia del turista y la calidad de vida de los ciudadanos”.

Las redes wifi del Puerto de la Cruz se han instalado en el Lago Martiánez, jardín de aclimatación de la Orotava, Plaza del Charco, puerto pesquero, Castillo de San Felipe, Playa Jardín, Plaza de los Reyes Católicos y la Avenida de Colón. Desde la puesta en marcha del proyecto piloto de red wifi gratuita, esto es, entre agosto del pasado año y marzo de 2018, se han dado de alta como nuevos usuarios unas 17.500 personas y de éstas, un 61 por ciento se ha conectado más de una vez. Las horas de mayor acceso son las comprendidas entre las 11:00 y las 18:00 horas y los días de mayor acceso son los viernes y sábado.

En cuanto al país de origen de los usuarios, casi el 23 por ciento han sido españoles, seguidos de alemanes (20,6 por ciento) e ingleses (19,1 por ciento). El resto se distribuyen en otros países. El idioma en el que se han conectado ha sido el español (75 por ciento), seguido del inglés (15,3 por ciento), mientras que el alemán y el italiano apenas han llegado a un 3 por ciento, respectivamente.

El 53 por ciento de los usuarios que se han conectado han sido hombres y el 47 por ciento mujeres y casi la mitad de ellos (48,17 por ciento) se encuentran en el rango de edad comprendido entre los 18 y los 34 años. Los usuarios de 35 a 54 años representan un 30,29 por ciento del total de conexiones, mientras que los mayores de 65 años apenas han usado el servicio (4,32 por ciento).

La iniciativa de instalar wifi en las localidades turísticas es un proyecto piloto que se inició en agosto del pasado año y se desarrollará durante 14 meses. Los trabajos, que han sido ejecutados por la empresa Internet Canarias by Excom, se han consensuado con los ayuntamientos para establecer las ubicaciones adecuadas desde el punto de vista de una óptima cobertura. El proyecto se ha ejecutado en varias fases, de tal modo que en la primera se realizó un estudio de ubicación de cobertura in situ y una vez comprobado el mismo, se ha procedido a la instalación de las infraestructuras.

Todos los puntos WiFi instalados disponen al menos de 10 Mbps de bajada, permitiendo la navegación a un alto número de usuarios. En el caso de que se detecte que en alguno de los puntos instalados la demanda existente supera los 10 Mbps indicados se realizará una ampliación a 20 Mbps de bajada, sin que dicha ampliación suponga un aumento en los costes.