Compartir

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, participó en el acto conmemorativo del centenario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife en el que también estuvieron presentes el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, el presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias, Juan Ramón Santana, y el presidente del Colegio Oficial de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Schwartz.

Durante su intervención, Baltar destacó que en las últimas décadas el sector farmacéutico ha experimentado una importante transformación, lo que evidencia que está en continua innovación y se adapta a los nuevos retos que presentan las nuevas tecnologías de la información. “Desde el Servicio Canario de la Salud estamos muy pendientes de los avances que se producen en el ámbito farmacéutico, ya que la colaboración es la clave del éxito en este sector”, destacó el consejero.

En este punto, puso como ejemplo de proyecto colaborativo la Receta Electrónica Interoperable, puesto en marcha en 2015 entre Canarias y Extremadura, y que ha supuesto un importante avance en cuanto a la prestación de servicios farmacéuticos a la ciudadanía, ya que permite a los pacientes retirar sus medicamentos en cualquier oficina de farmacia de otra Comunidad Autónoma distinta a la de su residencia. A día de hoy ya se han sumado 11 CCAA más a este proyecto.

“Este proyecto, impensable hace unos años, es hoy una realidad tanto por la alta cualificación de las empresas farmacéuticas como por la apuesta del SCS y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de ambas provincias por el avance de las tecnologías y los sistemas de información”, matizó el consejero.

Por último, Baltar agradeció a ambos Colegios su implicación y colaboración en el proceso de elaboración del Compromiso por la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias, con el que se espera poner en marcha acciones que mejoren la accesibilidad a los pacientes, la sostenibilidad del sistema y las condiciones laborales y de investigación de los profesionales sanitarios en Canarias.