Compartir

El Ayuntamiento, a través del área de Obras e Infraestructuras, ha eliminado los cercos de madera de los ventanales del CEIP Ayatimas, en Valle de Guerra, y los ha sustituido por nuevos cercos de aluminio. Asimismo, se han colocado vierte aguas de aluminio, ya que los existentes eran de hormigón y estaban en mal estado constituyendo un peligro para los escolares. “Por tanto se trata de una actuación dirigida a dotar de seguridad las instalaciones escolares y de protección para los usuarios”, destaca el concejal de Obras, Antonio Pérez-Godiño.

Esta es una de las obras que han sido incluidas en las de Reforma, Ampliación y Mejora (RAM) por parte del Consistorio y que responden a las peticiones de la dirección del centro y la comunidad educativa conforme a los criterios de seguridad, salubridad y accesibilidad, a las que se han sumado otras de embellecimiento.

Durante los ejercicios de 2016 y 2017 las obras realizadas han consistido en la reforma y mejora de una puerta de corredera de acceso al escenario; también se han puesto protectores en las canastas; se ha realizado alguna mejora en la zona del huerto escolar y los muros de delimitación.

Obras también ha acometido mejoras en el comedor y se han eliminado árboles de laureles que afectaban a los muros de las canchas así como los tocones para evitar caídas de los menores. Asimismo, se ha asfaltado la antigua cancha de lucha y la zona de baños demolidos y se ha vallado el perímetro del centro y la puerta de la cancha.

Desde el inicio del mandato el Gobierno municipal ha destinado más de 2 millones de euros al programa RAM. Las obras que se han realizado cubren diversas necesidades de todos los centros de educación infantil y primaria del municipio.