Compartir

El Cabildo, a través de la Sociedad Insular para la Promoción de la Discapacidad (Sinpromi), gestionó el pasado año 494 contratos para personas con discapacidad, lo que supuso un aumento del 12% en relación a los gestionados en 2016.

 Cabe destacar que casi la mitad de esos contratos (242) corresponden a personas con problemas de salud mental. El resto benefició a trabajadores con discapacidad física y sensorial (192), y con discapacidad intelectual (60).

La consejera de Acción Social y vicepresidenta de Sinpromi, Coromoto Yanes, subrayó la labor que desarrolla esta sociedad tanto con las empresas como con las personas con discapacidad, con el fin de favorecer que éstas últimas puedan acceder al mercado laboral. Para ello se utilizan diversas metodologías como la del empleo con apoyo que constituye uno de los métodos más eficaces para la inclusión. En este caso, la figura del preparador acompaña a la persona, proporcionando el entrenamiento en las habilidades y tareas propias del puesto.

El sector servicios y la hostelería constituyó, un año más, el mayor proveedor de contratos para personas con discapacidad gestionados por Sinpromi. En concreto, el 41% de los puestos de trabajo fueron de limpieza de zonas comunes, dependiente, ayudante de camarero y ayudante de cocina. El resto de contratos gestionados fue a parar a empleos como auxiliar administrativo, recepción, camarera de piso, ayudante de comedor o marmitón, entre otros.

En concreto, el sector turístico aglutinó el 56% de las contrataciones; casi la mitad se formalizaron el sur de la Isla. Sobre la temporalidad de los contratos, cabe reseñar que el 93% fue de carácter temporal y el resto, un 7%, de carácter indefinido. Asimismo, el pasado año se dio un mayor número de contratos en hombres que en mujeres (280 frente a 214).

 
El objetivo del Área de Integración Laboral de Sinpromi es ofrecer un servicio lo más personalizado posible, con el fin de unir los intereses de las empresas con los de los beneficiarios. El Área de Empleo de Sinpromi atendió el pasado año a 1.564 personas en sus oficinas de Santa Cruz, La Orotava y Arona. Sinpromi es una entidad pionera en la aplicación de diferentes metodologías de empleo específicas, para atender las necesidades de las personas con discapacidad y apoyar su incorporación al mercado ordinario de trabajo, frente al empleo protegido.

En cuanto a la inserción de personas con discapacidad por problemas de salud mental, el grupo de psicólogos que forman los Equipos de Apoyo Individualizados al Empleo (EAIE) de Sinpromi trabajan en red con los servicios sanitarios de salud mental para la integración al trabajo, proporcionando un apoyo constante antes y después de su incorporación laboral.