Compartir

El Cabildo sigue adelante con su empeño de hacer frente a la congestión en las dos vías principales de la Isla (TF-1 y TF-5) como lo viene haciendo desde 2015, cuando el presidente Carlos Alonso, tomó la decisión de pasar a la acción, a pesar de no ser la administración competente en la construcción de las autopistas (Gobierno de Canarias) ni de la gestión del tráfico (DGT).
Esta mañana, Alonso explicó a los empresarios de la construcción cuáles son las prioridades de la Corporación insular en materia de carreteras y qué medidas se han venido desarrollando para aliviar esa situación. Señaló que es consciente de que este problema no se resuelve solo con más infraestructuras viarias, “que son necesarias y urgentes”, sino, también, con la mejora y el fomento de una movilidad más eficiente y sostenible. Con esta visión, trabaja desde 2015.

En este encuentro mantenido hoy [lunes 15] en el Cabildo con la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (Fepeco) con su presidente Óscar Izquierdo al frente, Alonso -que estuvo acompañado por los directores insulares de Fomento, Miguel Becerra, y de Carreteras, Ofelia Manjón- ofreció una explicación detallada de la inversión del Cabildo en materia viaria para este 2018 y destacó algunas de las actuaciones previstas en toda la Isla.

Durante su intervención, el presidente dijo a los empresarios que “la Isla está planificada y que lo que ha faltado hasta ahora es ejecutar”. Por ese motivo, a finales de 2015 se plantearon un conjunto de medidas cuya finalidad era “acelerar esa ejecución”. Alonso recordó que el Cabildo no solo ha hecho propuestas sino que, además, ha financiado y ha ejecutado. Explicó que esas propuestas se articulan en tres líneas de acción: obras, mejora del transporte público y cambio de patrones de movilidad.

En cuanto a las obras, señaló que las prioridades “están claras” y, además, están recogidas en el convenio de Carreteras y son: el cierre del anillo insular (en el tramo Santiago del Teide-El Tanque); tercer carril de la TF-1 y el carril Bus VAO en la TF-5. En este sentido, recordó que se trabaja de manera coordinada con el Gobierno de Canarias, si bien dejó claro que el Cabildo ha sido beligerante con esta administración competente para acelerar su ejecución.

Dentro del conjunto de acciones tendentes a aliviar los atascos en las autopistas, desde 2015, el Cabildo ha venido realizando mejoras en los enlaces. En el caso de la TF-5, se ha actuado entre las Chumberas y Guamasa y, en la TF-1. entre Las Chafiras y Los Cristianos. El objetivo ha sido mejorar los accesos (entradas y salidas) a la autopista para así ordenar y lograr una mayor fluidez de tráfico.

Carlos Alonso recordó que ya están ejecutadas las mejoras en el acceso de Lora Tamayo, en la rotonda de las Chumberas, y en el carril bus de acceso al intercambiador de guaguas de La Laguna. Actualmente, se está trabajando en el enlace Coromoto-San Benito. Queda pendiente, aunque se siguen dando pasos, los proyectos del enlace de Lora Tamayo con San Bartolomé de Geneto, el carril de acceso directo de La Esperanza y la pasarela peatonal de enlace de Padre Anchieta, todos ellos en la TF-5. En la autopista del sur, está en redacción el proyecto de enlace de Los Cristianos,
El Cabildo y la Consejería de Obras Públicas también están trabajando en otras dos acciones, cuyos convenios ya se firmaron a finales del pasado junio: tercer carril de la TF-5 Guamasa-Los Rodeos y la mejora de tramos en los carriles de vehículos lentos y tramo Realejos-Icod.

Junto a estas acciones que suponen mejoras para la movilidad en las autopistas, la Corporación insular también ha venido trabajando y continúa haciéndolo en la rehabilitación del asfaltado con una potente inversión de más de 23 millones de euros.

Dentro de esta línea de acción, por primera vez en Canarias, también se está llevando a cabo un paquete de medidas de demanda para abordar un problema de tráfico. A finales de 2015, Carlos Alonso convocó a Sanidad, a la Universidad de La Laguna y a la CEOE para plantearles una serie de medidas que requerían de su implicación: cambios en los horarios de entrada a la Universidad, derivar pacientes que realizan pruebas diagnósticas del HUC a centros del norte, mejora de tarifas en el transporte abono joven), fomento coche compartid, aparcamientos disuasorios. Se sigue avanzando en este sentido.

Planificación

El director insular de Fomento, Miguel Becerra, destacó ante los empresarios el esfuerzo de planificación a seis años que ha hecho el Cabildo a través del Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) que pretende impulsar el desarrollo económico y social de la Isla, afrontando los retos de estabilidad presupuestaria para los próximos diez años. Becerra insiste en que el Cabildo tiene claro cuáles son las prioridades en carreteras y ha sido beligerante con quien tiene las competencias. También recordó que los plazos, que muchas veces provocan que se vaya con retraso, los impone la normativa europea.

La directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón, expuso la inversión que el Cabildo ha destinado para este 2018 y que ronda los 79 millones de euros, casi el doble que en años anteriores. El presupuesto de Carreteras y Paisaje para 2018 asciende a 68,3 millones de euros, de los que 55,5 millones corresponden a inversión. De esa cantidad, 50,6 se destinan íntegramente a la mejora de las carreteras de la Isla. De esta partida, 32,3 millones van para las carreteras insulares, con 25 millones de euros previstos exclusivamente para la mejora del firme junto a otros 23,3 millones adicionales de inversión financieramente sostenible para ejecutar en 2018, con lo que la inversión prevista para la mejora de las carreteras se incrementa finalmente hasta los 78,8 millones de euros.

Manjón resaltó que no se trata solo de invertir sino de generar desarrollo económico. En este sentido señaló que todas estas actuaciones general 1.300 puestos de trabajo directos, lo que supone “ofrecer buenas expectativas al empleo de la construcción”.